Los Reyes Felipe y Letizia finalizan la semana visitando el polígono industrial de la localidad madrileña de Coslada como parte de su acercamiento al sector en la situación de emergencia sanitaria. Allí ha tenido lugar otro momento especialmente emotivo cuando Sus Majestades han guardado un minuto de silencio en recuerdo a todas las víctimas del coronavirus al finalizar el periodo oficial de luto nacional decretado por el Gobierno. Al inicio del mismo, Don Felipe y Doña Letizia también guardaron otro minuto de tributo, aunque en esa ocasión acompañados por sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, y en los jardines de su residencia de La Zarzuela.

Desde entonces los Reyes han ido incrementando progresivamente sus actividades fuera del palacio, una vez que también se ha ido avanzando en la fase de desescalada de la pandemia. Ayer mismo acudían juntos a una reunión con el patronato de la Biblioteca Nacional y un par de días antes visitaban una granja en San Martín de la Vega. Este viernes han salido de nuevo de Madrid capital para desplazarse hasta la localidad de Coslada como símbolo de apoyo al sector industrial, centrándose en el Centro de Transportes de Coslada (CTC) como representación del área logística, fundamental para la población durante el Estado de Alarma.

El acto del minuto de silencio ha comenzado a las doce del mediodía. Los Reyes Felipe y Letizia se han situado en la entrada del complejo junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, entre otras autoridades de la región y la empresa. Todos vestían rigurosamente de negro y estaban de pie a la adecuada distancia de seguridad unos de otros.

Aquí puedes ver en vídeo el tributo a los fallecidos por la Covid-19:

Eso sí, durante el mismo ninguno llevaba mascarilla, sosteniéndola entre sus manos. Tras mantenerse en este respetuoso silencio, los Reyes se han girado hacia el grupo de presentes y Don Felipe les ha dirigido unas breves palabras. A continuación han caminado hacia el interior para visitar las instalaciones del Centro de Transportes de Coslada, que forma parte del mayor complejo multimodal del sur de Europa. Para ello todos se han vuelto a colocar sus respectivas mascarillas, ya que iban a mantener una reunión sentados a la mesa previa a su recorrido por el lugar. En él han incluido su visita a dos naves pertenecientes al Centro de Distribución de Alimentación de El Corte Inglés y la compañía de transporte urgente Sending.

1Intensa emoción

2A las puertas de un polígono en Coslada

3Vestidos de luto riguroso

El Rey vestía un traje negro con la corbata a juego, como ha venido haciendo durante los diez días de luto oficial. De igual manera la Reina Letizia lucía un conjunto de blusa de manga corta y pantalones culotte negros con unos zapatos de tacón ancho.

4El Rey les ha dirigido unas breves palabras

Tras el minuto de silencio en memoria de los fallecidos por la Covid-19, Don Felipe ha hablado brevemente a los presentes para luego pasar todos juntos al interior del polígono.

5El novedoso look de la Reina

Con blusa y pantalón culotte, la Reina Letizia cumplía con el protocolo de luto, pero con estilo y comodidad. El toque más original lo ponían sus nuevos zapatos de tacón medio y ancho, con corte en uve en el empeine.

6Letizia, con pantalones culotte

Para acceder al interior, Sus Majestades han vuelto a ponerse la mascarilla.

7Nueva salida de los Reyes fuera de La Zarzuela

8Con los trabajadores

9Han utilizado la mascarilla en interiores

10Reunión informativa

Los Reyes poco a poco van recuperando el pulso de su agenda oficial fuera de los despachos de La Zarzuela, donde han recibido virtualmente a todos los sectores de la sociedad durante la pandemia.

11Recorrido por naves de logística

12De primera mano

13Fin del periodo de luto oficial

Los Reyes ya guardaron un minuto de silencio en La Zarzuela al inicio de este periodo de luto, aunque aquella vez acompañados por sus dos hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Hoy han puesto fin de forma oficial al mismo, pero con el recuerdo a los que ya no están siempre presente.