Según un comunicado de Zarzuela, el monarca suspenderá sus actividades oficiales durante 10 días después de haber estado en contacto con un caso positivo por Covid-19.


Según ha informado el Palacio de La Zarzuela, el rey Felipe VI permanecerá 10 días alejado de la vida pública por cuestiones médicas. Por suerte, no está enfermo ni se ha contagiado del temido virus que asola al mundo, pero debe tomar todas las precauciones por causas de fuerza mayor. El monarca se pondrá en cuarentena después de que haber sabido que una persona con la que tuvo contacto este domingo ha resultado positivo en coronavirus.

El comunicado emitido por la Casa de Su Majestad el Rey reza: «Su Majestad el Rey ha tenido conocimiento de que una persona con la que ayer tuvo contacto próximo ha dado hoy positivo por COVID-19. Siguiendo las normas sanitarias, a partir de este momento, guardará el preceptivo periodo de cuarentena de diez días, quedando suspendidas todas sus actividades oficiales previstas durante dicho periodo».

Robert Smith / Limited Pictures

El escrito enviado por palacio deja claro que la reina Letizia y sus hijas podrán continuar con sus actividades con normalidad: «Su Majestad la Reina y Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía podrán continuar con sus actividades con normalidad«. Asimismo, destacan: «Os recordamos que también S.M. la Reina mantuvo una cuarentena de carácter preventivo, al igual que S.A.R la Princesa de Asturias».

La cuarentena de la Reina Letizia

No es la primera vez que un miembro de la Familia Real se ve obligado a interrumpir sus obligaciones por temas relacionados con la pandemia. El pasado mes de abril, la Reina Letizia tuvo que confinarse tras asistir a un acto oficial en el que estuvo acompañada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, que dio positivo al virus.

La soberana dio negativo al test, pero como medida preventiva y de seguridad guardó los 14 días de cuarentena que se recomendaban en esas fechas. Durante ese tiempo permaneció en su residencia y no asistió a actos oficiales. Y, como es de mandado cumplimiento, se sometió a controles periódicos. Entonces, la cuarentena de la Reina no afectó a la actividad del Rey, que siguió adelante con su trabajo a pesar de las circunstancias.

Tampoco la Princesa Leonor se libró de guardar una cuarentena preventiva después de que una compañera de clase del centro donde estudia, el colegio Santa María de los Rosales, diera positivo al Covid. Tras realizarse las pruebas diagnósticas correspondientes se supo que la hija mayor de Sus Majestades no se contagió en ningún momento por la Covid-19, pero sus padres consideraron que lo más conveniente era que siguiera adelante con sus estudios desde casa ante la posibilidad de que su centro de estudios pudiera ser un posible foco de contagios. La cuarentena de la Princesa de Asturias, -a la que se sometió el pasado mes de septiembre- no fue obstáculo para que los monarcas continuaran adelante con sus actividades oficiales.

Don Felipe tenía previsto viajar este miércoles a Sevilla para inaugurar la Tourism Innovation Summit (TIS2020), un acto al que estaba previsto ir en compañía de su esposa. Ante esta nueva situación no le queda más remedio que suspender su asistencia.

Antes de conocer que había mantenido contacto con un caso positivo de Covid, Don Felipe presidía este lunes la reunión del Consejo Científico del Real Instituto Elcano, celebrada en el madrileño Palacio de El Pardo. Tras su encuentro con el principal órgano consultivo del centro de estudios, -cuyo debate estuvo marcado por el impacto de la crisis sanitaria y por las recientes elecciones en Estados Unidos, por la tarde tenía otra importante cita. Rrecibía en audiencia al general André Lanata, comandante del mando aliado de Transformación (SACT).

El Rey Felipe Vi ha comenzado la cuarentena esta misma tarde, por lo que sus 10 días de cuarentena finalizarán el próximo jueves 3 de diciembre.