La Reina Sofía, recién cumplidos los 83 años, vuelve a dar una juvenil lección de estilo para su regreso en un acto oficial en La Zarzuela.


No han pasado ni 24 horas de la última salida de la Reina Sofía y ya tenemos una nueva aparición suya. Este mediodía ha recibido en audiencia en el Palacio de La Zarzuela a una representación de la Asociación Dignidad y Justicia, con la que cierra los compromisos de la Agenda Real por esta semana. Anoche mismo presidía la entrega del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Y en ambas citas nos ha dejado dos looks con traje de chaqueta dignos de reseñar: moderna y juvenil. Cualquiera diría que acaba de cumplir 83 años.

Casa de S.M. el Rey.

Doña Sofía ha vuelto a estos salones del palacio de la Zarzuela después de muchos años de ausencia pública. Justo desde que el Rey Juan Carlos abdicó, en junio de 2014, dejando paso al Rey Felipe. Así que tiene una doble significación simbólica.

La soberana nunca ha dejado de representar a la Casa Real. Para su hijo es una presencia sólida, relevante y que sigue sumando con mucho peso dentro de la Familia Real. Después de haber estado recluida en su residencia oficial durante la pandemia, en cuanto ha podido ha retomado sus compromisos oficiales. Y no oficiales. Es habitual verla visitar los Bancos de Alimentos de toda España y ayudando a recoger basura en playas y campos como una voluntaria más en defensa del medioambiente.

Casa de S.M. el Rey.

Además, la Reina Sofía ha recibido la Medalla de Oro de la Asociación Dignidad y Justicia, que tiene como finalidad reconocer a ciudadanos en general, y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad en particular, que por su labor en diferentes ámbitos han contribuido en la lucha contra el terrorismo y la defensa de sus víctimas.

Doña Sofía se ha mostrado muy ilusionada con este reconocimiento, que le han impuesto en forma de cordón sobre su pecho. La reina emérita llevaba otro traje de chaqueta de los que acostumbra últimamente. Aunque esta vez no era un conjunto, sino varias piezas por separado.

Casa de S.M. el Rey.

El protagonismo era para una chaqueta negra sobre el que se ha puesto un llamativo broche de brillantes. La ha combinado con una blusa con estampado de rayas cruzadas y unos pantalones lisos, ambos en tono morado. Un potente contraste que demuestra que la Reina Sofía se atreve con todo.

No le faltaban, por supuesto, sus joyas ‘de serie’: cadenas y pulseras con el tradicional ojo de la suerte griego. Quizás son el mejor amuleto, o al menos un buen aliado, para seguir así de bien con 83 años recién cumplidos.