Casa de S. M. El Rey

La Reina Sofía aparece por sorpresa en la capilla ardiente del Papa Benedicto XVI

La reina Sofía y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, asistirán este jueves al funeral por el Papa Benedicto XVI.

Este miércoles, la Reina Sofía ha hecho su primera aparición pública del recién estrenado 2023 en el último adiós al Papa Benedicto XVI, fallecido el pasado 31 de diciembre a los 95 años. Estaba previsto que la emérita acudiese al solemne funeral, que oficiará el Papa Francisco este jueves 5 de enero en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano. Si embargo, no se la esperaba en el velatorio. Para sorpresa de muchos, la madre de Felipe VI se ha dejado ver en la capilla ardiente. Lo ha hecho acompañada de Félix Bolaños. El ministro de la Presidencia y encargado de las relaciones del Gobierno con la Iglesia ha destacado: "Fue un pontificado breve, pero ejerció una influencia muy por encima de esos ocho años de papado".

Vídeo: Europa Press

Durante su visita a la capilla ardiente, la reina emérita ha presentado sus respetos ante los restos mortales del fallecido Papa. Dentro de unas horas regresará al mismo lugar para asistir a las honras fúnebres, que estarán presididas por el papa Francisco. En esta nueva visita irá también una delegación española formada también por la embajadora de España ante la Santa Sede, Isabel Celaá. Al funeral en memoria de Joseph Ratzinger se sumará el arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Juan José Omella, quien también oficiará el sábado una misa funeral en la Sagrada Familia de Barcelona.

La última vez que vimos en público a Doña Sofía fue hace una semana. El pasado 26 de diciembre acudió al concierto navideño "Música del Reciclaje", celebrado en el Cine Capitol de Madrid. Al igual que en otras citas similares, en esta cita la acompañó su hermana, la princesa Irene de Grecia. A sus 84 años recién cumplidos, -los hizo en pasado 2 de noviembre-, Doña Sofía mantiene una agenda de compromisos de lo más activa.

Casa de S. M. El Rey

La ceremonia con la que se despedirá a Benedicto XVI no será de Estado al no tratarse de un pontífice "reinante". El acto será "solemne, pero sobria", tal y como ha confirmado el Vaticano. Según el deseo expreso del difunto papa emérito, solo asistirán de forma oficial las delegaciones de gobierno y presidencia de Italia y Alemania. En representación de Alemania, patria natal de Ratzinger, estará el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente de ese país, Frank-Walter Steinmeier, y por parte de Italia, el presidente Sergio Mattarella y la primera ministra Giorgia Meloni.

El funeral se celebrará este jueves siguiendo un protocolo similar al de un Pontífice en ejercicio: ante la presencia de decenas de miles de fieles, de autoridades procedentes de distintos lugares del mundo, con banderas a media asta y entre fuertes medidas de seguridad. Una vez que finalice el funeral, el cuerpo del papa emérito será enterrado en la cripta de la basílica de San Pedro y la tumba elegida por él mismo ha sido la que acogió los restos de Juan Pablo II, vacía desde que el cuerpo de este papa fuera expuesto en la superficie del templo en 2011.

GTRES

Tras conocer la noticia de su muerte, los Reyes Felipe y Letizia enviaron un mensaje de condolencias al Vaticano tras conocer la muerte del Papa retirado, destacando que "lideró la Iglesia Católica con una extraordinaria vocación de servicio, humildad, entrega y amor".

A lo largo de estos tres días, por la basílica de San Pedro han desfilado cerca de 200.000 personas frente al cuerpo del teólogo alemán fallecido el pasado 31 de diciembre. El féretro de Joseph Ratzinger yace frente al altar central sobre un féretro elevado y sin ningún tipo de insignia papal, como corresponde a un Pontífice emérito.

X