La quinta entrega de ‘Corinna y el rey’ vuelve a lanzar nuevas informaciones inéditas sobre la relación de Corinna Larsen con el Rey Juan Carlos. La exprincesa alemana cuenta en su pódcast como el Rey emérito estaba muy desanimado por el fin de su relación con ella. Además, estaba «deprimido» porque su popularidad había caído en picado tras su caída mientras estaba de safari en África, lo que destapó sus polémicas imágenes en Botswana junto a un elefante. A todo esto se sumaban las malas relaciones con su familia. Ante un panorama tan desfavorable, según relata Corinna, Don Juan Carlos le pidió que organizara una falsa fiesta de Navidad a su lado.

Corinna zu Sayn Wittgenstein / Corinna Larsen arriving a trial in London
Gtres

Las escenas que recuerda la germana en su pódcast se remontan al año 2013. Entonces, «las relaciones familiares se habían deteriorado hasta tal punto que me dijo que no podía soportar la idea de pasar la Navidad con ellos y que temía volver a casa». Según cuenta una voz en off en el espacio, por aquellos tiempos la reina Sofía vivía gran parte del año en hotel de Londres y solo viajaba a España para cumplir con sus compromisos oficiales. En su relato, recuerda que había una especie de plan dentro del clan Borbón para dejarlo fuera del trono.

«Era todo un espectáculo de circo para mantener feliz a ese hombre poderoso», recuerda Corinna Larsen

Corinna cumplió con los deseos de Don Juan Carlos y el 22 de diciembre de 2013 celebró una fiesta por todo lo alto en la casa de campo de Philip Adkins, su primer marido. Un hombre que sentía una alta estima por el que fuera Jefa de Estado y que puso todo de su parte para que todo fuera de su agrado. En esa fiesta se encontraban  los dos hijos de Corinna, Nastassia y Alexander, que recibieron regalos como si se tratase del auténtico día de Navidad. Toda la decoración se adecuó a las circunstancias y parecía que era un 25 de diciembre: «El Rey estaba rodeado por aduladores babosos. Era todo un espectáculo de circo para mantener feliz a ese hombre poderoso. Lo que articulaba como un deseo debía hacerse realidad». La alemana deja entrever que todo era un paripé perfectamente orquestado para contentar al soberano: «Pensé que era una situación completamente surrealista. ¿La gente no entiende que hay algo que no va bien en la cabeza de esta persona y que el resto lo estamos promoviendo?».

corinna larsen portada

Lo que desvela esta fingida cena navideña es que Don Juan Carlos se negaba a celebrar la Navidad con las personas de su familia. Por eso, aunque fuera en otra fecha, pidió a Corinna que simulase una cena de Nochebuena con su círculo de amigos. «Pasó dos navidades fingiendo. Una es la falsa feliz Navidad con las personas que quiere y otra es la falsa Navidad de verdad con las personas que ya no puede soportar», destaca Corinna.

Al parecer, la amiga del rey Juan Carlos se sintió utilizada: «Me sentí como un pequeño peón en el que varios jugadores me iban moviendo en un tablero de ajedrez mientras me decían: ‘Tienes que devolverle las llamadas’, ‘tienes que hacer que se sienta bien’, ‘te vamos a culpar de otra cosa y no puedes hablar con los medios'», ha sentenciado.

Según el quinto capítulo del pódcast, titulado ‘Falsa Navidad’, el Rey se comportaba entonces como si ellos siguieran siendo pareja y ella estuvo «fingiendo que no existían agentes del servicio secreto, ni que había juicios por corrupción alrededor de los Borbón».

¿Cuántos años tiene Corinna Larsen?

La examiga del Rey Don Juan Carlos tiene 58 años.