El príncipe Andrés quería volver a formar parte de manera «activa» de la Familia Real británica. Sin embargo, sus sueños se han visto truncados. Fue su madre, la fallecida Isabel II, quien le despojó de sus títulos nobiliarios y deberes reales tras verse envuelto en el controvertido ‘caso Epstein’, al ser acusado directamente por Virginia Giuffre de haber presuntamente abusado de ella cuando aún era menor de edad en el marco de una trama de corrupción de menores. Ahora, dos meses después del fallecimiento de la soberana británica, ha salido a la luz la tensa reunión que mantuvieron ya el Rey Carlos III con su hermano, el príncipe Andrés, días antes de la muerte de Isabel II. 

Carlos III
Gtres

Según ha desvelado ‘Daily Mail’, los hijos de la soberana se reunieron en Escocia, concretamente en la finca Birkhall, propiedad de Carlos III. El Duque de York esperaba que con el tiempo todo se olvidara y pudiera volver a retomar sus deberes reales. Él creía que  «aún puede ser valioso como miembro activo de la Corona». Sin embargo, tras reunirse con el Rey Carlos III le quedó claro que ya no hay vuelta atrás. Según el medio británico, la tensión se palpaba desde el primer minuto en el que ambos se vieron las caras y el actual Jefe de Estado no piensa igual que su hermano y dejó claro que no hay manera de redimirse. La decisión está tomada.

Carlos III hizo llorar al príncipe Andrés

El duque de York se quedó muy sorprendido, además de «en shock y lloroso» por la tensa reunión que mantuvo con su hermano con la que todos sus sueños se vieron truncados. A pesar de que él se mantenía esperanzado de volver a la normalidad y retomar sus deberes reales, el entonces príncipe Carlos le dejó clara su postura y le avisó de que ya no hay vuelta atrás. Había sido la propia Isabel II quien tomó la decisión de quitarle los títulos a su hijo y el Rey Carlos III no iba a cambiar la determinación de su progenitora.

rey carlos de inglaterra, princesa ana de inglaterra, príncipe andres de inglaterra, principe eduardo de inglaterra
Gtres.

Según una fuente cercana: «En la reunión, Carlos le dijo que puede irse y tener una buena vida, pero que su vida pública como miembro de la realeza está llegando a su fin. Le dijo: ‘Tienes que aceptarlo». Esto ha supuesto un duro golpe para el príncipe Andrés que «por ingenuo que parezca, Andrés siempre tuvo la esperanza de recuperar su posición como miembro de la realeza», dicen las informaciones sobre este asunto.

Hay que recordar que durante el fallecimiento de Isabel II se le prohibió usar su traje militar, por lo que tenía que usar un traje de riguroso luto. Sin embargo, se hizo una excepción durante «la vigilia de los príncipes», donde sí se lo vimos lucirlo. Sin embargo, ya no hay vuelta atrás ni posibilidad de que pueda volver a formar parte de la Familia Real británica.