En cuestión de horas el pueblo británico se tuvo que hacer a la idea. A través de un comunicado del Palacio de Buckingham supieron del empeoramiento de la Reina Isabel y, aunque la información llegaba a cuentagotas, el hecho de que toda su familia se desplazara a la residencia en la que ella se encontraba hizo saltar las alarmas. El final estaba cerca y fue por la tarde cuando se anunció su pérdida. «Lamentamos profundamente el fallecimiento de una querida soberana y una madre muy querida. Sé que su pérdida se sentirá profundamente en todo el país, los Reinos y la Mancomunidad Británica y por innumerables personas de todo el mundo», espetó su hijo Carlos de Inglaterra. No se equivocaba, pues han sido muchos los que han lamentado su partida.

Este 8 de septiembre miles de personas se han acercado al Palacio para mostrar su apoyo y llorar su muerte. Aplaudieron sin cesar, cantaron himnos y también guardaron silencio, tal y como podrás ver a continuación en las imágenes que te ofrecemos a continuación. Si bien no han podido despedirse en persona todavía de la soberana, lo cierto es que han sido muchos los que han querido rendirle su particular homenaje.