Llevábamos sin tener noticias de la reina Isabel II desde el pasado mes de julio, cuando realizó una visita oficial a las instalaciones de la fundación ‘Thames Hospice’, en Maidenhead, una ciudad comercial en el distrito real de Windsor, en la orilla suroeste del río Támesis. En estos casi dos meses desaparecida de la esfera pública, la reina de Inglaterra ha estado dedicada casi por completo a descansar. Desde hace tiempo arrastra considerables problemas de movilidad que le han impedido trasladarse desde el castillo de Balmoral, su residencia en Escocia. Pero este martes, la soberana, de 96 años, tenía una importante cita que requería de su presencia. Y no ha querido faltar a ella. Se trata de su primera reunión con Liz Truss, sucesora de Boris Johnson, a la que ha dado su ‘bendición’ como primera ministra del Reino Unido.

Britain’s Queen Elizabeth II, left, welcomes LizTruss during an audience at Balmoral, Scotland, where she invited the newly elected leader of the Conservative party to become Prime Minister and form a new government, Tuesday, Sept. 6, 2022.
GTRES

La jornada de hoy no ha sido una cualquiera. Y es que han sucedido dos acontecimientos sin precedentes en el país. El primero de ellos es que nunca antes una monarca británica había vivido y reinado tantos años como para tener hasta 15 primeros ministros. Este martes, Isabel II ha batido este récord en el castillo de Balmoral, donde ha nombrado con el cargo de primera ministro a Liz Truss, a la que ha encargado que forme un nuevo gobierno.

Por primera vez, el besamanos a un primer ministro se ha celebrado en Balmoral en vez de en Buckingham

El segundo motivo por el que este día pasará a los anales de la historia es que es la primera vez que un soberano de Inglaterra recibe al más alto cargo de la política fuera de Buckingham, donde es tradicional hacerlo. Debido a las dificultades de la monarca para moverse, -camina muy lentamente y con ayuda de un bastón-, la ceremonia ha tenido lugar en su residencia escocesa: el castillo de Balmoral.

Britain’s Queen Elizabeth II, left, welcomes Liz Truss during an audience at Balmoral, Scotland, where she invited the newly elected leader of the Conservative party to become Prime Minister and form a new government, Tuesday, Sept. 6, 2022.
GTRES

«La Reina recibió hoy a Liz Truss en el Castillo de Balmoral. Su Majestad le pidió que formara una nueva Administración. La señora Truss aceptó la oferta de Su Majestad y fue nombrada Primera Ministra y Primer Lord del Tesoro», reza el breve comunicado emitido desde palacio. En el encuentro a solas entre la reina y Truss, completamente pautado tal y como marcan las tradiciones políticas del Reino Unido, Isabel II le ha pedido a la aspirante que forme una nueva administración, a lo que el aspirante suele responder con un simple «sí».

Después de casi dos meses fuera de combate, ha llamado mucho la atención el aspecto frágil de la matriarca del clan Windsor, propio de una anciana. No por ello se ha mostrado menos profesional que de costumbre. Aunque breve, la audiencia se ha desarrollado con el mismo rigor que con los anteriores residentes de Downing Street han tenido que rendir cuentas a la soberana. Este acto, conocido como ‘besamanos‘, consiste en una reverencia seguida de un apretón de manos. Y así ha sido, una vez más. La avanzada edad de Isabel II no ha sido obstáculo para que cumpla fiel con tan importante compromiso.