Los príncipes de Cambridge han enviado su tradicional ‘christmas’, realizado en el país donde ella pasó casi tres años de su infancia.


La felicitación navideña de los duques de Cambridge nos ha vuelto a sorprender. Un año más, los hijos del Príncipe Guillermo y su mujer, Kate Middleton, han sido los protagonistas del christmas que, cada mes de diciembre, envían de manera oficial. En ella podemos ver lo guapos y lo mayores que se hacen los pequeños del matrimonio. La estampa no puede resultar más idílica. El hijo mayor posa con su compañera, los dos vestidos del mismo tono caqui- mientras que sus pequeños posan a cuál más risueño: el príncipe Jorge, de ocho años, sentado junto su madre; Carlota, de seis años, y Luis, de cuatro. Imposible salir más guapos.

Pero, más allá de detalles como el atuendo, la iluminación o las poses de los protagonistas, lo que ha llamado la atención de la foto es el lugar en el que ha sido realizada. Se trata de un lugar de especial significado para la pareja: Jordania. Para desear una felices fiestas a sus súbditos, así como al planeta entero, se han inmortalizado en un paisaje típico de este país de Oriente Medio: frente a la característica roca de tono rojizo del desierto.

Al parecer, el príncipe y su familia viajaron a Jordania a principios de año. Es la primera vez que tenemos noticia de que se produjo dicho viaje, de carácter privado y no oficial, y que hasta ahora se había mantenido en secreto. No se sabe en qué lugar exacto fue tomada la instantánea, pero podría tratarse de los alrededores de Petra, el principal enclave arqueológico del país y la capital del antiguo reino nabateo, cuyos pobladores la llamaban Raqmu.​ Es uno de los sitios más visitados por los cerca de cinco millones de turistas internacionales que visitan cada año el país.

La foto bien podría haber sido hecha también en Wadi Rum, también conocido como el Valle de la Luna, un valle desértico situado a 1600 metros sobre el nivel del mar en una región montañosa formada por granito y arenisca en el sur de Jordania,​ 60 kilómetros al este-nordeste de Áqaba. Otra joya imprescindible del país donde reinan Abdalá II y Rania. Sea cual sea el rincón exacto donde Guillermo decidiera posar para su tradicional christmas navideño, no cabe duda es de que no se trata de una decisión al azar.

Kate Middleton vivió en Jordania con sus padres siendo una niña

Y es que Jordania es un país del que Kate guarda imborrables recuerdos. La duquesa pasó allí dos años de su infancia, a mediados de los ochenta. Los padres de la ‘royal’ trabajaban en la compañía aérea British Airways y estuvieron destinados en la capital, Amán, desde la primavera de 1984 hasta 1986. Ese año regresaron al Reino Unido y se afincaron en Berkshire. En aquellos años ella era muy pequeña (estuvo de los dos a lo cuatro años), pero algo quedó en su memoria.

Jordania también es un país que dejó encantado a Guillermo cuando, en el año 2018, acudió allí con motivo de una visita oficial. Entonces acababa de nacer el más pequeño de sus tres hijos, por lo que su mujer no pudo acompañarle. “Ella y su familia recuerdan con gran cariño los casi tres años que pasaron aquí cuando era una niña», diría durante su estancia. «La experiencia de Kate no es única: el intercambio entre nuestros dos países es real y profundo: trabajo, estudios, turismo y vínculos familiares. Nuestros lazos históricos y amistad juegan un papel clave en las vidas de miles de personas que consideran ambos países como su hogar”.