Meghan encuentra en Diana su ‘tabla de salvación’

La duquesa de Sussex asistió con su marido a una representación benéfica envuelta en lujosas lentejuelas y con un brazalete de Diana. Ante las críticas por su exigente carácter, los homenajes a su suegra no cesan...

Meghan Markle está teniendo un embarazo de lo más movido. Su agenda no se ha resentido por molestias y, ya sea en solitario o junto a su marido, Harry de Inglaterra, está desplegando un buen número de actividades. Casi todas ellas tienen que ver con su labor solidaria y otras en apoyo de las artes y el espectáculo, un mundo que evidente conoce bien dada su ya pasada profesión como actriz.

11Un espectáculo del Circo del Sol

Anoche acudió de la mano del príncipe a ver una representación del Circo del Sol en el Royal Albert Hall, en Londres. Por supuesto, el trasfondo también era benéfico, a favor de Sentebale, una de las organizaciones patrocinadas por Harry y que ayuda a los niños y jóvenes afectados por el VIH en el sur de África.

10Una duquesa que brilla con mucho glamour

Solo unas horas antes la duquesa había acudido sola a un acto de una ong encargada del cuidado a los animales, dejándose ver muy tierna rodeada de perritos. Sin embargo, para la noche cambió radicalmente de estilo. Espectacular envuelta en lentejuelas azul noche, Meghan demuestra ser la premamá más chic del mundo.

9Diana ya conquistó la noche con lentejuelas

Eso sí, en esto tampoco es que haya sido la pionera. Nos tenemos que remontar a la década de los 80 para reencontrarnos con su suegra, cómo no. Diana de Gales lució este vestido verde de lentejuelas obra de Catherine Walker, una de sus modistas preferidas, con el que brilló con elegancia.

Un vestido de Roland Mouret valorado en 3.800 euros

En el caso de Meghan escogió este modelo con abertura asimétrica de Roland Mouret, valorado en unos 3.800 euros. La cartera era de Givenchy (la misma firma que vistió en su boda) y las sandalias de finas de Stuart Weitzman. Como vemos, la joven no renuncia a seguir utilizando las mejores firmas pese a que se haya considerado que es la royal que más ha gastado en ropa el pasado año. El peinado volvía a ser un moño tirante con raya en medio, que le sienta de maravilla y deja despejado su rostro con un maquillaje perfecto.

8Meghan llevaba un brazalete de Diana

Dentro de este estilismo resaltó un pequeño, pero gran detalle. La duquesa de Sussex se puso un brazalete dorado abierto con dos piedras oscuras que pertenecía a… ¡Diana! Un gesto más en lo que va camino de convertirse en una serie de homenajes sucesivos a la recordada madre de Harry.

7Diana solía combinarlo con otras pulseras

6La segunda vez que se lo pone

Esta pieza debe ser una de las preferidas de Meghan, pues ya se la vimos el pasado octubre durante su gira oficial por Australia. Es preciosa, pero evidentemente el valor sentimental es lo que más le importa.

5Tras los pasos de su suegra

Muchos interpretan que Meghan tiene en Diana no solo un referente estético sino personal. En los últimos días hemos podido comprobar otros homenajes que le ha rendido. Por ejemplo, optando por esta arriesgada combinación de colores, rojo y morado, que era una de las favoritas de Diana.

4Colores icónicos de Diana de Gales

En los 80 Diana se dejó ver con este vestido asimétrico en rojo y morado. Una combinación que también llevó en su famosa visita en solitario al Taj Mahal en 1992.

3El anillo de aguamarinas de Diana en su fiesta nupcial

Meghan ya hizo toda una declaración de intenciones cuando se cambió para la fiesta de su boda y eligió como joya este anillo de aguamarinas, uno de los preferidos de su suegra, ya que se lo compró una vez divorciada de Carlos de Inglaterra y para ella representaba todo un símbolo de independencia. Fue una de las joyas que heredó Harry de parte de su madre y es ahora su esposa la que está haciendo buen uso de ellas.

2Los pendientes de mariposa

En octubre, junto al brazalete abierto, Meghan también se puso estos pendientes de mariposas que eran de Diana. Estos iban a juego con una gargantilla, que, de momento, la duquesa de Sussex no ha utilizado en público. Poniendo al día todos estos objetos de gran valor emocional hace que el recuerdo de la fallecida Princesa esté presente y que su espíritu, de alguna forma, continúe activo. La esposa de Harry ha cogido el testigo de su suegra en cuanto a la labor filantrópica se refiere, asuntos en los que además ella está muy implicada y que ya practicaba en su época como actriz. Pero sacando estas piezas también añade a su trabajo un componente sentimental que ayuda a humanizarla aún más si cabe, sobre todo tras las primeras críticas recibidas por su supuesta pelea con Kate y la renuncia de algunas de sus asistentes personales debido a su, al parecer, exigente carácter.

1Embarazada de seis meses

Harry y Meghan tuvieron la oportunidad de charlar con parte del equipo de artistas del Circo del Sol antes de aposentarse en el palco para presenciar su actuación. Una vez más, Meghan no paró de tocarse la barriguita. Ya está de seis meses y a finales de abril o principios de mayo dará a luz al primer hijo de la pareja. Se desconoce el sexo del bebé, aunque algunos testigos en uno de sus últimos actos aseguran que ellos mismos les dijeron que no querían saberlo para mantener la sorpresa. Sea como sea, Meghan continúa brillando.