El sincero testimonio de James Middleton: Así superó su depresión

El hermano de la Duquesa de Cambridge ha confesado que el hecho de pedir ayuda y sus perros fueron las claves que ayudaron a superar la enfermedad.

James Middleton ha confesado, en un valiente artículo para el Daily Mail, cómo superó la fuerte depresión que sufrió. El hermano de la Duquesa de Cambridge se ha sincerado sobre el calvario que ha vivido con el fin de acabar con los estigmas sociales que hay alrededor de esta enfermedad.

5Una enfermedad que ha sufrido en silencio

James confiesa que el diario británico que, en 2016, comenzó a «sufrir en silencio» después de experimentar un cuadro de estrés y ansiedad. Reconoce que algo dentro de él no iba bien: «Estaba en un mar de desesperación, me sentía un completo fracaso. No solo sientes que estás triste, la depresión es una enfermedad, es el cáncer de la mente»

4«Es una ausencia de sentimientos»

«El color y la emoción se había escapado de mi mundo. Todo era gris y monótono. No es un sentimiento, es una ausencia de sentimientos. Existes pero no tienes un propósito ni ninguna dirección en la vida. No me planteé el suicidio, pero tampoco quería vivir en el estado mental en el que me encontraba«, continúa explicando.

Tras doce meses, James consideró que llegó el momento de pedir ayuda porque notaba como se estaba deteriorando su salud mental. El hermano de la royal que el hecho de afrontar que necesitaba ponerse en manos de profesionales le daba esperanza para poder superar la enfermedad.

3«No sabía que mi cerebro funcionaba de forma diferente»

En el artículo publicado, Middleton explica que tras pedir ayuda, se le diagnosticó problemas de dislexia y un Trastorno de Déficit de Atención (TDA). El británico asegura que no sabía que su cerebro funcionaba de forma diferente y considera que si el diagnóstico no hubiera sido tan tardío, «mi vida habría sido mucho más fácil».

2Lo que le ayudó a salir hacia delante

Middleton relata que poco a poco se empezó a dar cuenta de que podía superar su enfermedad, había salida. Reconoce que su familia ha estado junto a él para ayudarle, pero sus perros han jugado un papel más importante. «Ella (uno de sus perros) estuvo conmigo en todas las sesiones de terapia», escribe.

1Una posición privilegiada

Además, James ha reconocido que el hecho de que esté vinculado a la Familia Real Británica le coloca en una posición privilegiada por el hecho de que «tengo el deber de expresarme para ayudar a otros que sufren como yo«.