Un adiós histórico a la altura de una reina irrepetible: Isabel II. Tras su muerte el pasado 8 de septiembre en el Castillo de Balmoral, Escocia, su féretro abandonaba este domingo el refugio estival en el que fue más feliz. A las 11 de la mañana, hora española, era trasladado por carretera al Salón del Trono del Palacio de Holyroodhouse en Edimburgo. El lunes, 12 de septiembre, los ciudadanos podrán acercarse a mostrar sus respetos por su monarca más longeva en la Catedral de St Giles. 

Isabel II
Gtres

El traslado del féretro, que iba acompañado de un importante cortejo fúnebre, ha generado gran expectación y ha sido retransmitido en directo por la televisión británica. Cientos de ciudadanos han llenado las calles de Escocia y se han alineado en la carretera para rendir tributo a lsabel II. A pesar de la multitud, siempre ha imperado un estricto silencio de respeto. El ataúd se encontraba envuelto en la bandera del Real Estándar de Escocia junto a un ramo de sus flores favoritas. El trayecto a cubrir son 281 kilómetros, la distancia entre el Castillo de Balmoral y Edimburgo. Un recorrido de seis horas durante el cual ha pasado por distintas localidades. Los habitantes del pueblo más cercano al Castillo de Balmoral, Ballater, han salido a la calle para despedir a la que consideraban su «vecina».

El adiós a Isabel II

Entre la comitiva que iba acompañando el féretro de Isabel II se encontraba su hija, la princesa Ana. Los medios británicos han confirmado que ella viajará en el avión que traslade el cuerpo de su madre desde Edimburgo. Reino Unido afronta unos días de luto en medio de una etapa de profundos cambios para la Corona británica con Carlos III como nuevo Rey. El funeral por Isabel II se celebrará el lunes, 19 de septiembre, en la Abadía de Westmister, Londres. Una cita que reunirá a las distintas realezas del mundo para dar el último adiós a la soberana que estuvo siete décadas en el trono y que mostró un «ejemplo de servicio y dignidad en la vida pública que fue de otra época», según afirmaba su nieto, el príncipe Guillermo -actual heredero-, en una emotiva carta de despedida.

Isabel II
Gtres

El país prepara un adiós histórico. El martes, 13 de septiembre, el ataúd de Isabel II será trasladado desde el aeropuerto de Edimburgo en un avión de la Royal Air Force. Más tarde descansará en el palacio de Buckingham, concretamente en la habitación del Arco. El 14 de septiembre, el cuerpo de Isabel II se llevará en un coche de caballos por la artillería de la tropa del rey desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster. Allí descansará en el Salón de Westminster hasta la mañana del funeral de estado. La misa la oficiará el arzobispo de Canterbury.