La hija del príncipe Andrés y su marido, que contrajeron matrimonio 12 de octubre de 2018 en Windsor, han dado la bienvenida a su primer hijo.


Buenas noticias en el clan Windsor. La princesa Eugenia de York, hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, ha sido mamá. Según ha anunciado la Casa Real británica mediante un comunicado, la nieta de la reina Isabel II y su marido, Jack Brooksbank, han dado la bienvenida a su primer hijo.

Vídeo: Gtres

«Su Alteza Real y su hijo están bien»

Se trata de un niño que ha nacido a las 8:55 horas en el Portland Hospital de la capital británica, con un peso de 3,67 kilogramos, y lo ha hecho acompañada por su marido. Tal y como han compartido en un comunicado, tanto la madre como el bebé se encuentran bien. «Este es el primer hijo de la princesa Eugenia y Jack Brooksbank, el duque de York y Sarah, el primer nieto de la duquesa de York, y el noveno bisnieto de la reina y el duque de Edimburgo. Su Alteza Real y su hijo están bien», reza el escrito enviado desde Buckingham.

@princesseugenie

La nota de palacio señala que todos los miembros de la familia ya están al tanto de la llegada del nuevo miembro de la familia: «La Reina, el Duque de Edimburgo, el Duque de York, Sarah, la Duquesa de York, y el señor y la señora George Brooksbank han sido informados y están encantados con la noticia». Eugenia, por su parte, ha utilizado su cuenta de Instagram para compartir la primera instantánea de su bebé: una tierna foto de la pareja sujetando las manos de su retoño.

El bebé no tendrá título nobiliario, pero podría ocupar el trono británico

A diferencia de alguno de sus primos, el nuevo bebé no tendrá título nobiliario y no gozará de tratamiento como Alteza Real. Sí tendrá, en cambio, opciones de ocupar el trono británico. Actualmente, Eugenia de York ocupa la décima posición en la línea de sucesión al trono, justo por detrás de su hermana mayor, la princesa Beatriz, que ocupa el noveno, por detrás a su vez de su padre, el príncipe Andrés, en el séptimo puesto. Siguiendo la línea sucesoria, tras el nacimiento de este nuevo retoño, el niño ocupará el undécimo lugar en la línea de sucesión al trono, desplazando al príncipe Eduardo, conde de Wessex, que hasta ahora ocupaba dicho lugar.

El pasado mes de septiembre, Eugenia de York anunciaba a través de sus redes sociales que estaba esperando su primer hijo. Lo hacía con una fotografía en la que aparecían unos simpáticos y simpáticos patucos con forma de oso. La buena noticia llegaba en uno de los años más complicados para la pareja y que comunicaron a pocos días de que se cumpliera su segundo aniversario de boda.

Eugenia de York y su marido vivieron un prolongado noviazgo antes de darse el ‘sí, quiero’ hace dos años. Su idilio comenzó en Suiza en el año 2010, y poco después tomaron una importante decisión: se iban a vivir juntos a uno de los vecindarios más exclusivos y enigmáticos de Londres: el Palacio de Kensington. Un lugar emblemático para el pueblo británico, ya que está asociado a la Princesa Diana de Gales. El príncipe Carlos y su primera esposa construyeron allí su hogar y fue allí donde Lady Di siguió viviendo con los príncipes Guillermo y Harry después de su divorcio y hasta su muerte, en 1997.

© Redes sociales

Hace poco, Eugenia de York y su marido se instalaron en en Ivy Cottage, una preciosa casa dentro de los terrenos del Palacio de Kensington. Antes de mudarse habían acordado con el príncipe Harry Meghan Markle mudarse en la residencia oficial de los duques de Sussex en Reino Unido, Frogmore Cottage, pero finalmente cambiaron de planes y no han ocupado el hogar que han dejado vacío Harry y su esposa tras su marcha a Estados Unidos.

Antes de instalarse en Ivy Cottage, la princesa Eugenia vivía en el cercano Palacio de St. James junto a su hermana mayor, la princesa Beatriz. Con anterioridad, la hija pequeña del príncipe Andrés y Sarah Ferguson estuvo viviendo en Nueva York, mientras trabajaba para la firma de subastas Paddle8. Eugenia y su hermana están muy ligadas al Royal Lodge, la residencia oficial de príncipe Andrés en Windsor.