Tras varios días de rumores de que el Príncipe Carlos podría haber dado positivo en coronavirus, se confirma la noticia. El Covid-19 azota Buckingham


Hace unos días que los medios británicos anunciaron que el Príncipe Carlos, de 71 años, presentaba sínomas leves del coronavirus, por lo que se sometió a la prueba, que ha dado positivo. Así mismo lo ha confirmado Clarence House este mismo miércoles a través de un comunicado, que reza así: «El Príncipe de Gales ha dado positivo por Coronavirus. Ha estado mostrando síntomas leves, pero por lo demás sigue con buena salud y ha estado trabajando desde casa durante los últimos días como de costumbre».

Desconocen cómo el Príncipe Carlos se ha contagiado

En el mismo comunicado, añaden que: «La duquesa de Cornwall también ha sido sometida a las pruebas pero no tiene el virus. De acuerdo con el consejo médico y del gobierno, el príncipe y la duquesa ahora se encuentran aislado en su casa en Escocia (en el castillo de Balmoral). Las pruebas fueron realizadas por el NHS en Aberdeenshire, donde cumplieron los criterios requeridos para las pruebas».

En cuanto a cómo ha sido posible el contagio del heredero de la Corona británica, el príncipe Carlos, Clarence House aclara que «No es posible determinar de quién el Príncipe contrajo el virus debido a la gran cantidad de compromisos que realizó en su función pública durante las últimas semanas», concluye el citado comunicado.

A pesar de esta noticia, el hijo de la Reina Isabel II tan solo padece síntomas leves y se encuentra en buen estado, algo que tranquiliza a los británicos. Tal y como aseguran los médicos, de momento, tendrá que quedarse en su casa junto a su mujer, Camila de Cornualles, que a pesar de haber dado negativo en la prueba y de no presentar ningún síntoma, podría encontrarse en el período de incubación.

La Reina Isabel II, aislada en Windsor

Cuando comenzó la crisis sanitaria a causa del coronavirus, la Reina Isabel II fue obligada a abandonar el Palacio de Buckingham, su residencia habitual, y trasladarse al Castillo de Windsor, donde suele acudir durante sus vacaciones. Cabe recordar que la soberana se encuentra en un grupo de riesgo debido a su avanzada edad. Tanto ella como su marido, el duque de Edimburgo, de 98 años, han abandonado su residencia habitual para comenzar un tiempo de cuarentena. Si el tema empeora se prevé que el matrimonio sea trasladado a Sandringham donde tienen su casa de recreo.

Durante los últimos días, el estado de salud que más preocupaba era el de la Reina Isabel II después de que una de sus empleadas había dado positivo en coronavirus y que había estado durante los días anteriores de su positivo atendiendo a las necesidades de la soberana de los británicos mientras incubaba el virus, momento en el que también puede contagiar. Hay que tener en cuenta que la reina Isabel II, que cumplirá los 94 años el próximo mes, es un paciente de alto riesgo, por lo que se están activando los protocolos de seguridad  para asegurarse de que la reina no se contagie y, si ya es tarde, minimizar su impacto sobre su organismo. De momento, desconocemos si la soberana se habría sometido a la prueba del coronavirus o no.

Otras casas reales que se han visto afectadas por el Covid-19

La Casa Real británica no es la única monarquía que está sufriendo las secuelas de la crisis del coronavirus. La pasada semana, se confirmó que Alberto de Mónaco, de 62 años, también había dado positivo en coronavirus. Se convertía así en el primer Jefe de Estado en caer como infectado por Covid-19. Días después, Alberto de Mónaco concedió una entrevista al periodista Christophe Pacaud en la emisora RTL, en los que, por teléfono, habló sobre lo que le hizo sospechar.

«Los primeros síntomas aparecieron en la noche del domingo a lunes 15 de marzo, es decir, hace ya más de una semana. No tuve los resultados de mi test hasta el miércoles, pero yo dudaba porque tenía síntomas que comenzaban a ser evidentes». Y añadió: «Yo no he sufrido la pérdida del gusto ni del olfato. Al principio era como un frío que llegaba, la tos no me vino de primeras. Después, vimos que tenía un poco de fiebre, pero eso son síntomas bastantes ligeros. Entonces rápidamente me prescribieron el confinamiento en casa».

También, la Casa Real danesa reveló que el Príncipe Enrique de Dinamarca, de solo diez años, también fue examinado para detectar el virus. El séptimo nieto de la Reina Margarita de Dinamarca padece de problemas respiratorios asociados con la bronquitis asmática. Tras la preocupación, se ha sometido a la prueba de coronavirus y afortunadamente ha dado negativo. Joaquín y Marie de Dinamarca abandonaron París y han regresado a Copenhague con sus hijos para estar todos juntos en Amalienborg.