Aluvión de críticas a Meghan y Harry por no revelar el nombre de los padrinos de Archie

La decisión de no revelar el nombre de los padrinos de Archie Harrison ha provocado un aluvión de críticas en Inglaterra por no respetar la tradición real.

La decisión de Meghan Markle y el príncipe Harry de no revelar el nombre de los padrinos de Archie Harrison ha provocado un aluvión de críticas en Inglaterra por no respetar la tradición real.

Lo que revela el lenguaje corporal en la foto del bautizo de Archie

8Una decisión muy criticada por el pueblo británico

La tendencia de los duques de Sussex a romper con las normas establecidas no sienta nada bien al pueblo británico, acostumbrado a mantener las formas y las costumbres respecto a la familia real. Por eso, la decisión de los duques de Sussex de no dar los nombres de los padrinos de Archie Harrison ha sentado como un jarro de agua fría en el país.

Primeras imágenes del bautizo de Archie Harrison, el hijo de los duques de Sussex

7El nombre de los padrinos «permanecerá en privado»

Buckingham Palace comunicó que, por deseo de los duques de Sussex, el nombre de los padrinos de Archie Harrison se mantendrá en secreto. «Los padrinos, de acuerdo con sus deseos, permanecerán en privado«, informó el jueves 4 de julio el palacio de Buckingham en un comunicado sobre la ceremonia, que estuvo oficiada por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby

Gran expectación en Windsor por el bautizo de Archie Harrison

6Los padrinos podrían ser amigos íntimos de los duques de Sussex

Según la prensa británica, los padrinos del pequeño Archie podrían ser amigos íntimos de los duques de Sussex, no familiares. También indican que no se trata de «personajes públicos». En cualquier caso, el secretismo con el que la pareja lleva todo lo relacionado con su hijo parece sentar muy mal a los británicos. Muchos de ellos han manifestado sus quejas en las redes sociales.

Meghan rinde un particular homenaje a su hijo Archie en el tenis

5Los duques quieren criar a su hijo como un «ciudadano privado»

Tanto Harry como Meghan parecen dispuestos a seguir guardando con celo toda la información relativa a su segundo hijo. Quieren que el niño crezca como «un ciudadano privado». Una decisión que los británicos no comparten, ya que consideran que informar sobre cómo crece el bisnieto de la reina de Inglaterra forma parte de sus obligaciones como miembros de la Casa Real británica.

3 niñeras en 6 semanas: la pesadilla de criar a su hijo

4Serena Williams no es la madrina

El nombre de Serena Williams, gran amiga de Meghan, se barajó como posible madrina del bebé. Sin embargo, la tenista anunció que no podría asistir al bautizo por sus compromisos profesionales.

Los duques de Sussex bautizarán a Archie Harrison en una ceremonia privada

3George Clooney descartó ser padrino de Archie

George Clooney y su mujer, Amal Clooney, también fueron ‘candidatos’ a ser padrinos de Archie. Durante un tiempo se especuló con la posibilidad de que ellos fueran los elegidos por los duques de Sussex, pero el actor acabó negando esta posibilidad. «A todo el mundo le gustan los rumores, pero no es verdad. Sería una mala idea porque no se me daría nada bien», explicó.

Las mofas «racistas» de la BBC a Meghan, un escándalo de Estado

2Los motivos del enfado de los británicos

El enfado de los británicos por no poder conocer el nombre de los padrinos de Archie viene ya de lejos. Muchos ciudadanos se indignaron tras conocer que Meghan y Harry se habían gastado 2,4 millones de libras (2,6 millones de euros) del dinero público para reformar su residencia, Frogmore Cottage. Ahora, el hecho de que hayan querido mantener la ceremonia alejada de los medios no ha sido del agrado popular.

El dineral que cuesta la reforma de su casa, escándalo mediático

1La decisión de no dar los nombres de los padrinos, «un error»

Gran parte del pueblo británico percibe el ‘oscurantismo’ de Meghan y Harry como una distancia hacia ellos. Incluso la biógrafa real, Penny Juror, ha considerado un «error» la decisión de la pareja de querer mantener la ceremonia y el bautizo en privado después del dinero invertido en reformar su residencia.

Meghan, acusada de «falsa» y «celosa» por su gesto con el príncipe Guillermo