La Reina Letizia reaparece tras el puente de la Constitución con un look con protagonismo en rojo y sus famosas botas mosqueteras


¡La Reina Letizia ha vuelto! Tras unos días de descanso del largo puente de la Constitución, hoy tocaba regresar al trabajo y lo ha hecho para presidir el 75º aniversario de Unicef, bajo el título ‘Desafíos para la infancia en la era post Covid-19’. El evento ha tenido lugar en la sede del CaixaForum de Madrid, en pleno Paseo del Prado. Un acto fuera de casa en una jornada lluviosa para la que Doña Letizia ha elegido darse un chute de color para animar tanta grisura.

Eso sí, el conjunto es uno que lució hace cuatro años y además exactamente igual. El elemento más llamativo es la falda: un diseño de capa con un vistoso estampado de hojas en rojo, de Carolina Herrera. La ha combinado como aquella primera vez, con un jersey de cuello alto blanco (hay que proteger la garganta ante estos fríos) y las botas mosqueteras rojas de Magrit (580 euros). Es la segunda vez esta temporada que opta por este calzado tan espectacular y destinado al crudo invierno.

Robert Smith.
Robert Smith.

Es un look que nos parece ya algo antiguo y requetevisto, de los que la Reina Letizia parecía haber olvidado para la eternidad. La falda la ha reutilizado en muchas ocasiones y no es de las más bonitas que tiene. Pero este es el ejemplo de que los reciclajes están ahí acechando siempre y esperando la mínima oportunidad para sorprender.

Como ella no suele dar puntada sin hilo, quizás lo podemos considerar como su primer estilismo prenavideño, por aquello del blanco y rojo característico de Papá Noel y las altísimas botas (inspiración duende).

Robert Smith.

Aclaremos que el jersey blanco no es el mismo de su debut, ya que este tiene botoncitos laterales en los puños de las mangas. Además, Letizia ha dado una segunda vuelta al cuello para que no le ‘ahogara’ tanto. Un truco con el que ha intentado dar un nuevo aire al look… aunque en realidad sea más de lo mismo.

La anécdota añadida, aparte de lo ‘fashion’, es que en este acto ha coincidido con David Bisbal, que colabora como embajador de Unicef. Realeza y cante unidos por una buena causa.

Casa de S.M. el Rey.

El pelo suelto, liso y con raya al medio continúa siendo su peinado fetiche de este 2021. Y hemos observado que su mechón de canas, del que hace tiempo que presume con orgullo, va creciendo sano y feliz.

Por otro lado, en cuanto a joyas solo tenemos que destacar sus pendientes, de arito pegado al lóbulo de la oreja con un colgante. Son de Massimo Dutti y una de sus últimas adquisiciones. Aparte, como siempre, su inseparable anillo de Karen Hallam.

Los compromisos de la Reina Letizia no acaban hoy aquí, ya que este mediodía los Reyes ofrecen un almuerzo oficial al presidente de la República de Chipre, Nikos Anastasiades, y la primera dama, Andri Anastasiades, en el palacio de La Zarzuela. ¿Habrá cambio de look?