La Reina Letizia se va de ‘finde’ con un traje de raya diplomática. Un look oscuro y sin apenas aderezos para centrar el debate sobre las causas sociales.


La Reina Letizia termina la semana en clave muy distinta a como la empezó: de la tiara de perlas en el Palacio Real a un salón de La Zarzuela. Ha tenido una mañana de audiencias, en la que ha comenzado recibiendo a una representación de varias asociaciones por el Día Mundial de las Víctimas por Accidentes de Tráfico y ha continuado con otra de la Asociación  para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP).

La etiqueta tenía que cambiar por fuerza. Los asuntos a tratar eran muy serios y seguramente la Reina ha pensado en poner su atuendo en el mismo tono. Tanto que ha apagado todos los brillos palaciegos para ponerse un traje de chaqueta oscuro, en azul marino casi negro, de Hugo Boss. Sobriedad y minimalismo absolutos.

Robert Smith.

Eso sí, el conjunto de chaqueta y pantalón lleva una fina raya diplomática, típica del estilo ejecutivo, con el que nos ha dado una pequeña alegría. El top por debajo, de cuello redondo y ajustado; y los salones de ante azul, con pequeño corte con forma de corazón invertido en el empeine, que firma Magrit.

Letizia no necesitaba cartera ni bolso para moverse por ‘casa’. Así que el resto del look lo han completado las joyas: unos discretos pendientes de aro dorados y su conocidísimo anillo de Karen Hallam (que ni siquiera se quitó en la gala del Palacio Real).

reina letizia audiencias en La Zarzuela
Casa de S.M. el Rey.

El pelo suelo con raya al medio (ya no es novedad) se ha fundido con la oscuridad del estilismo. Poco más se puede añadir a esta última aparición semanal de la Reina, quien ha regresado a lo esencial lanzando de nuevo un mensaje: trabajo, trabajo y trabajo.

Recordemos que para su anterior reunión con APRAMP, la Reina protagonizó un gran golpe de efecto al estrenar un vestido que habían confeccionado las mujeres de esta asociación, en colaboración con el diseñador Ulises Mérida. Hoy se ha mostrado más discreta.

La semana que viene los Reyes viajan a Suecia en Visita de Estado y ya habrá tiempo de recuperar otra vez las tiaras y los vestidos de gala. Abriendo maleta en tres, dos, uno…