La Reina Letizia nos deja un puñado de estrenos este año: modernos, vanguardistas, sorprendentes, atrevidos… Y sobre todo, ¡mucha moda española!


La Reina Letizia llega al final de un año muy especial con la maleta repleta de novedades. Después de un 2020 de confinamiento, el 2021 ha supuesto el regreso de muchas cosas: una agenda más o menos ‘normalizada’, la vuelta de las galas al Palacio Real, las tiaras y los vestidos largos, las entregas de premios y los viajes internacionales. Aún con restricciones y siempre con la mascarilla por delante, pero mucho más animado. El estilo de la Reina ha dado buena cuenta de ello y nos ha dejado muchos estrenos dignos de destacar. ¡Esto es lo mejor de lo mejor!

Robert Smith.

Este 2021 Letizia al fin pudo alzar las alas y a dar rienda suelta a la moda. Letizia ha sido pródiga tanto en estrenos como en reciclajes, pero vamos a abordar los primeros, por supuesto. La mayoría de sus looks han merecido una nota bastante buena y la gama cromática ha sido muy coherente, ampliando su colección de sus nuevos favoritos con diseños azules y rosas. Aquí nos quedamos con los sobresalientes.

LA MAYOR APUESTA POR LA MODA ESPAÑOLA

Además ha significado el despegue absoluto de su apuesta por la moda española. Más allá de las firmas que ya venía utilizando, como Adolfo Domínguez, Pedro del hierro, Roberto Verino, etc, además de los Zara, Massimo Dutti, Uterqüe y Mango… la Reina ha buceado de lleno en marcas nuevas más o menos desconocidas para el gran público. Gracias a eso el impulso, la visibilización y el ascenso de todas ellas ha sido innegable.

Robert Smith.

Desde estas marcas españolas valoran extraordinariamente el empujón que Doña Letizia les ha dado con solo comprar sus prendas. Así hemos sabido de María Malo (el vestido que abre el reportaje es suyo), Galcon Studio, María de la Orden, Is Coming, On Atlas, Psophía, Dear Prudence, María Barragán, Michonet, Maksu, Mirto, Leyre Doueil, Cherubina… ¡¿Quién da más?!

Si antes su casi exclusividad para con Felipe Varela fue muy criticada, ya no cabe lugar. Letizia se ha convertido la mejor embajadora de la moda española (en su reciente viaje a Suecia así lo demostró). El «efecto Letizia» funciona y hace que todo lo que lleva se agote en poco tiempo. Solo podemos alegrarnos, porque además su estilo ha ganado muchísimo. En esto también debemos reconocer la labor de su estilista personal, Eva Fernández, a quien imaginamos rastreando nuevas adquisiciones para la Reina.

Robert Smith.

De entre todos los estrenos del año de Letizia nos han quedado dos ‘colgados’, y eso que son de los que más nos gustan. Nos referimos al vestido-abrigo rosa que llevó en el Día de las Fuerzas Armadas y el verde con adorno de pluma del concierto previo a los Premios Princesa de Asturias. Sus firmas aún sigue siendo desconocidas. ¿Una ayudita?

Gtres.

Por otro lado, la Reina también ha vuelto a brillar como nunca en las grandes galas. Después de dos años en blanco, retomó la tiara para la cena en honor del presidente de Italia celebrada en el Palacio Real (con un vestido de Armani). Poco después volvió a sacarla durante su viaje a Suecia, dándolo todo con la Tiara de Lis y un vestido de estreno de H&M Conscious en honor de sus anfitriones. La Reina Letizia ya se ha afianzado como icono de elegancia en el mundo y así suelen reconocérselo.