La hija de Rocío Carrasco ha querido pasar por chapa y pintura, tal y como ella misma dice, para volver como colaboradora al espacio presentado por Ana Rosa.


Hace apenas cinco días conocíamos la noticia de que Rocío Flores había renovado su contrato como colaboradora en El programa de Ana Rosa, después de convertirse en uno de los fichajes estrella de la pasada temporada. Una renovación que no nos pillaba por sorpresa. Y es que sabiendo que Mediaset ya prepara la segunda entrega del documental de su madre, teníamos claro que Ana Rosa desearía tener a la joven en su plató para comentar todos los detalles de cada capítulo. Pues bien, el momento ha llegado y hoy la influencer volvía a los estudios de la cadena para trabajar como tertuliana en la sección de Club Social. Un regreso que ella misma ha querido hacer entrando por la puerta grande; por lo que, horas antes de entrar en directo, se ha citado con sus peluqueros y maquilladores favoritos para tener una potente sesión de «chapa y pintura», tal y como lo llama ella.

La hija de Rocío Carrasco, tal y como suele hacer siempre que tiene que pisar un plató; madrugó para coger el tren de Málaga a Madrid y llegar a tiempo para ponerse en manos de los profesionales de Alberto Dugarte Instituto; el centro de maquillaje y peluquería dirigido por Alberto Dugarte en el que siempre confía la joven. Un madrugón, un viaje y una sesión de «chapa y pintura» que ella misma ha compartido a través de su cuenta de Instagram.

Rocío Flores pasa por «chapa y pintura» y nos enamora con su look

Según hemos podido ver a través de la red social, después de su viaje en tren; la joven pasó directamente al salón de belleza donde Paco Jaén y Alicia Caballero hicieron auténticas maravillas con su pelo y su rostro. El maquillador utilizó los tonos tierras y cobrizos para abrir sus ojos y dar la bienvenida a la temporada de otoño con su mirada. La peluquera, por su parte, optó por alisar su larga melena rubia y peinarla con la raya en el centro. Un look sencillo pero extremadamente efecto que no ha podido quedarle mejor a Rocío Flores. Y más aún, sabiendo que lo ha combinado con un precioso vestido de original estampado en tonos tierra de Sésamo by Marta, su tienda favorita. Concretamente, el modelo Amelie de 39,90 euros; que, elaborado en gasa con forro cruzado en pecho, presenta pequeños volantes en hombro, puños con nido de abeja y lazada en cintura.