Cada verano muchas mujeres tienen que lidiar con las molestas rozadoras en la parte interna de los muslos. El roce hace que piel escueza y se irrite, e incluso aparezca un sarpullido rojo. La fricción entre las piernas es muy habitual entre quienes usan vestidos o pantalones cortos cuando llega el calor, porque estas prendas no tienen una barrera de tela que proteja la piel del roce al caminar. Pero tranquila, por suerte para nosotras hay muchos truquitos y productos en el mercado que nos harán la vida más fácil. Por ejemplo: la vaselina. Muchos deportistas la usan para evitar que les salgan rozaduras, porque actúa como lubricante, creando una fina capa protectora. Eso sí, hazte con una vaselina sin perfume y pura.

En cuanto a la moda, también cuenta con artículos interesantes: los bandelettes. Son bandas diseñadas para evitar la fricción de las entrepiernas. Lo mejor es que se quedan muy bien adheridas y no se caen al andar. Los tienes de encaje con un punto sexy, y también lisos para una mayor discrección. Además, al ser cortitos y pequeños, son el mejor aliado a la hora de llevar un vestido corto.

Cosmética natural para decir adiós a las rozaduras de los muslos

Los productos naturales siempre están de nuestra parte. También en esta ocasiones. Existen remedios con propiedades calmantes y regeneradores que son muy efectivos. Uno de ellos es el rey de reyes, el aloe vera. Es tan hidratante que no solo protege la piel, también ayuda a repararla cuando está enrojecida. Se debe aplicar un poco de gel en la zona,  y dejar que la piel lo absorba solo. Lo mismo ocurre con el aceite de coco. Este ayuda a evitar la humedad excesiva y reduce la aparición de sudor.

Luego están las maravillosas bondades de la crema, o pomada, de caléndula que se usa para tratar y curar heridas o irritaciones. Además es cicatrizante y antiséptica.