La modelo y colaboradora de televisión tuvo una boda el pasado sábado y su beauty look no podía ser más bonito. Inspírate en el maquillaje y el peinado de Alba Carrillo y triunfa tanto como ella.


Si algo nos ha traído este mes de septiembre, han sido bodas. Y no nos extraña lo más mínimo; pues después de una larga temporada de restricciones y límites de aforo, las parejas que tuvieron que posponer su gran día por culpa de la crisis del coronavirus han aprovechado la mejoría en la situación epidemiológica para darse, por fin, el tan esperado «sí, quiero»; lo que ha hecho que el noveno mes del año vuelva ha llenar las calles de granos de arroz. ¡Que ya era hora! Una de las afortunadas que ha tenido la oportunidad de disfrutar de una boda en este mes de septiembre ha sido Alba Carrillo. La nueva colaboradora de Sálvame acudió el pasado sábado 25 de septiembre a la boda de sus amigos Bea y Samuel y lo hizo con un vestido de lo más ideal. Un estilismo que combinó a la perfección con su beauty look. Y es que otra cosa no sé, pero el maquillaje y el peinado de Alba Carrillo era impecable.

Así fue su vestido de invitada

Aunque me centraré en su maquillaje y su peinado, lo primero que merece la pena analizar es su estilismo. Alba Carrillo apostó por el morado para este día tan especial y, tal y como suele hacer siempre, acertó de lleno. La exconcursante de Gran Hermano VIP eligió un vestido de la diseñadora barcelonesa Cristina Tamborero en forma de tuvo y sin mangas que no podía ser más bonito. Se trata de un diseño que presenta un escote en la espalda de lo más original con incrustaciones de pedrería que lo convierten en la pieza perfecta para un evento de noche. Una prenda que la modelo combinó de la mejor forma con unas siempre efectivas sandalias metalizadas.

El maquillaje y el peinado de Alba Carrillo para irse de boda

Sin embargo, el toque final de su estilismo estaba en su peinado. La joven eligió llenar su peinado de marcadas ondas sueltas y recoger ligeramente su rubia melena con una cinta para el pelo a modo de diadema morada que combinaba con su vestido. Un detalle que quizás parezca demasiado informal pero que, visto en su conjunto, no puede gustarnos más. Sin duda, un accesorio que esperamos ver en más bodas de este tipo, pues resulta perfecto para estar guapa sin perder ni un ápice de comodidad.

Para su maquillaje, Alba Carillo quiso contar Goyo Acevedo y María Perucho López, los mismos artistas que acompañaron a la novia en su gran día. Los profesionales hicieron que la modelo estuviese radiante pero sin cargar demasiado su rostro. Un término medio de lo más natural que no podía gustarnos más.