«A veces me decís que yo no necesito tratamientos, pero la tendencia a retener o no líquidos en las personas es algo totalmente independiente de su peso. En mi caso tiendo a ello y además tengo muchos problemas de circulación, así que los masajes son un must para mi. Sobre todo en periodos de mucho trabajo o viajes, cuando la circulación se resiente todavía más», explica Blanca Padilla junto a un vídeo en el que se está realizando un masaje drenante manual.

Lo cierto es que la retención de líquidos es el problema de muchas. Y como bien dice la modelo, sufrirla no solo depende de los kilos. De hecho, alrededor de un 70% de la población, mayoritariamente mujeres, sufre de problemas circulatorios en las piernas. La falta de ejercicio, el sedentarismo, una incorrecta alimentación, herencia y los cambios hormonales son las razones más frecuentes por las que se padece este problema. Pero si tú también eres una de ellas, tranquila, porque tiene solución.

Blanca Padilla apuesta por los masajes drenantes para combatir la retención de líquidos

Una de las mejores formas de hacerle frente a la acumulación de líquidos son los masajes drenantes a los que recurre Blanca Padilla. ¿El motivo? Básicamente con ellos se favorece el funcionamiento del sistema linfático y se consigue eliminar toxinas de forma inmediata.

Se trata de realizar maniobras manuales suaves con el fin de drenar líquidos que se estancan en los tejidos y no fluyen hasta el corriente sanguíneo. Una vez logrado esto, ya es posible arrastrar los deshechos, las toxinas y las grasas hasta su eliminación del cuerpo. Además, con los masajes drenantes manuales también es posible acabar con la piel de naranja y la celulitis. Eso sí, para que estos masajes den buenos resultados es imprescindible acudir a profesionales que dominen muy bien la técnica.

Hay otros gestos clave para acabar con este mal común

Además de ayudarte de masajes drenantes para decir adiós a la retención de líquidos, también es importante beber la cantidad de agua suficiente (al menos 2 litros al día), para mantener una buena velocidad de circulación. Lo mejor es optar por aguas minerales e infusiones sin azúcar. Y recuerda: la cola de caballo y el diente de león tienen un gran efecto diurético y luchan contra la retención de líquidos. ¡Empieza a tomarlas ya!

Otro punto fundamental para lograr el objetivo y deshincharte es hidratar muy bien la piel cada día con cremas o lociones específicas. Busca que incluyan siempre entre sus activos extractos de hamamelis, lavanda, salvia y otros aceites esenciales, porque combaten las piernas hinchadas, reducen la sensación de pesadez y aportan frescura. . ¿Un plus? Deja estas cremas en la nevera, así, cuando vayas a aplicarlas, el efecto frío ayudará a descongestionar y calmar al instante.