Letizia y su tocado 'de viuda' fascinan en Windsor

portada-2

Los Reyes de España han vivido hoy un día emocionante como pocos. Don Felipe recibía de manos de la reina Isabel de Inglaterra la Orden de la Jarretera, su más alta condecoración, en una ceremonia de pompa solemne (ya sabemos cómo se las gastan los británicos) celebrada en Windsor. El protocolo se rige por un ritual medieval, según el cual la soberana y los nuevos Caballeros y Damas se visten con una capa de terciopelo azul marino, lucen sombreros Tudor con plumas, collares y otros atributos... Un espectáculo maravilloso.

El momento en privado

5

Esta es la primera imagen que tenemos: la foto oficial junto a la monarca, en la que Don Felipe sonríe ya como Knight, una distinción que le otorgó Isabel II en 2017, durante la histórica Visita de Estado de los Reyes a Reino Unido. Se trata de la ceremonia de imposición en privado, a la que sigue la procesión oficial. Pero en este caso tenemos que volver los ojos a Letizia, la otra protagonista de la jornada, que no será Lady of the Garter, pero que ha acaparado mucha atención.

Un nuevo vestido súper lady y muy español

6

¡Vaya, vaya! La Reina lo ha vuelto a hacer. Dama más que nunca, lo que la ocasión pedía: un modelo sobrio y elegantísimo que nos devuelve a épocas pasadas. No tanto como el medievo, pero sí por lo menos a los años 40 del siglo XX. Un vestido midi con base blanca y sutil estampado oscuro, con escote cerrado y subido y adornos de botonadura en hombro y en las mangas abullonadas. El cinturón ancho y a pico pespunteado en la misma tela, con efecto de fajín, marcan definitivamente esa silueta vintage.

El modelo 'Didi' de la firma Cherubina

14

Y adivinad: es de Cherubina, la firma sevillana de la que estrenó su primer vestido el pasado 6 de junio con motivo del día de las Fuerzas Armadas en Sevilla. Este es el modelo Didi y lo definen así: "Confeccionado en un tejido de twill con una excelente caída y suavidad. Cuenta con fantásticas mangas abullonadas con copa farol y puños abotonados. El cuello tipo perkins le aporta un toque de elegancia único rematado en su lado izquierdo por pequeños botones forrados". Cuesta 280 euros. 

El tocado con plumas y rejilla de la misma firma

8

La etiqueta indica que las señoras se cubran la cabeza para acudir a esta ceremonia. El tocado es lo mejor. Y Letizia no ha fallado. Verdaderamente  nos ha sorprendido con esta nueva pieza en su colección (corta) de tocados.

Una original diadema-tocado

15

La pieza es negra y, si de frente parecía un casquete, en las fotos de exterior (con la Reina y el resto de damas Windsor presenciando la procesión. En la foto, con Camilla de Cornualles), se aprecia perfectamente que es una diadema ancha con volumen, de la que sobresale el adorno lateral compuesto de flores y plumas de oca. Pero lo más impactante, sin duda, es la rejilla que lleva incorporada.

Modelo Peonía Negra

Tocado_cherubina_black_peony-240-euros

En la web de Cherubina lo describen así: "Diadema XL bloqueada completamente a mano en buntal, utilizando una horma exclusiva de CHERUBINA. Cuenta con un precioso adorno lateral con una peonía de plumas, rematada por otras plumas de oca que le dan altura. Velito de rejilla que se adapta perfectamente a la fisonomía de la cara. Este tocado está realizado completamente a mano en nuestro taller de Sevilla". Su precio: 240 euros.

Un moño con trenzado muy abierto

18

Letizia ha lucido el tocado con el velo por delante, claro está. Diremos que es precioso, pero no vamos a negar que también es un poco de viuda, de viuda negra... Aquí podemos valorar también el peinado, un moño, cómo no, perfecto para adecuar la diadema y no exento de modernidad.

Su último tocado, también en Reino Unido

3

El próximo julio se cumplirán dos años desde el último encuentro entre los Reyes y la reina Isabel. Durante aquella inolvidable Visita de Estado a Reino Unido, Letizia hizo un verdadero despliegue de looks, la mayoría sobresalientes, que empezaron con este para la bienvenida oficial. Un modelo en suave amarillo de Felipe Varela, que remató con un tocado floral de María Nieto.

Del amarillo al negro

4

Entonces prefirió un color mucho más animado al negro de hoy. Es cierto que el momento era más festivo, menos rígido en cuanto a ceremonial. Este complemento tan british, al que Letizia apenas recurre, puso la guinda al pastel y fue muy alabado. Colocado lateralmente, estaba muy favorecida. Kate, por cierto, tiene varios modelos muy parecidos a este. ¿Quizás fue su inspiración?

Grandes joyas 'de pasar'

9

Aunque el tocado nos haya obnubilado por completo, no podemos olvidar las joyas: los pendientes de chatones, unos de los que más amortiza Letizia del lote de piezas 'de pasar', legadas por la Reina Victoria Eugenia a las sucesivas Reinas de España. También los lució en su visita a Londres en 2017.

Buenas migas con Sophie de Wessex

16

Y 'camuflado' entre el moteado del vestido, pero muy reluciente, también vemos un precioso broche con forma de flor, realizado con brillantes, que le ha prestado la Reina Sofía y ha lucido hace años. A los pies, unos nuevos salones de Manolo Blahnik negros con efecto serpiente, adaptados con un poquito de plataforma. ¡Ajá! ¿Lo veis? Cómo no, el último 'invitado' a esta fiesta no podía ser otro que el anillo ovalado dorado de Karen Hallam, que definitivamente ya no se quitará nunca. No pega ni con cola en este estilismo, así que debe ser súper importante para Letizia.

Un nuevo clutch de Jimmy Choo

CLEMMIE-Jimmy-Choo-1250-euros

Como cartera ha utilizado una rígida de piel de pitón (que de lejos parecía la de Bottega Veneta). Letizia vuelve a apostar por un complemento de lujo. Es el modelo Clemmie de Jimmy Choo y su precio: 1250 euros. Lleva una cadena por si se quiere usar como bolsito al hombro.

La cena de gala en Buckingham

2

Aunque si tenemos que rememorar el gran encuentro con The Queen fue este, el Banquete de Estado en el palacio de Buckingham. Letizia deslumbró de rojo con un exclusivo vestido de Felipe Varela y la Tiara de Lis en su cabeza. Su antiguo modisto de cabecera hace tiempo hubiera sido un fijo para esta ocasión, pero la verdad es que Letizia cada vez le requiere menos como clienta.

Paseo en carruaje

23

Tras la procesión se ha subido en carruaje junto al Rey, el príncipe Guillermo y Kate. Letizia ha saludado a la multitud.

Un clásico que nunca falla

21

En esta ocasión no se pedían tiros largos, pero sí un modelo cóctel clásico como el que ha elegido. Parece que la Reina ha descubierto una nueva firma, y además española, que le puede dar muchas alegrías... Y hablando de cabeza, pues ese tocado que pasará a la historia. ¿Qué os parece el look de Letizia?