El actor turco Uğur Güneş ha aterrizado por todo lo alto en los hogares españoles con su personaje de Yilmaz de la serie de Antena 3, ‘Tierra amarga’, una apuesta de la cadena que no ha dejado de cosechar grandes datos de audiencia desde que se estrenó el pasado julio. El enamorado de Züleyha (Hilal Altınbilek) lucha todas las tardes por ese amor, pese a tomar una dirección “equivocada”, en palabras de su intérprete, que admira de él su lucha, su orgullo y su bondad.

Desde su Turquía natal, Güneş cuenta a SEMANA lo que ha significado para él este triunfo internacional, cómo inició sus pasos en la actuación y lo mucho que desearía visitar nuestro país. Atlético, deportista y preocupado por su cuerpo, sorprende en sus redes sociales con un aspecto bastante distinto a Yilmaz. “No me gusta el bigote, prefiero mi barba”, nos confiesa.

¿Qué piensas sobre la historia de Tierra amarga?

Es especial para mí. Tiene un sentido en la vida y es una de las historias donde he creado más vínculo emocional. La emoción de Tierra amarga es muy real y fuerte, hasta el punto de que yo casi asimilé ese mundo de fantasía. Por eso el personaje de Yılmaz es muy real y sincero para la audiencia. Creamos una unión increíble con el público. Ha sido un proyecto que me ha hecho madurar y me ha aportado mucho en muchos sentidos. Me quedan muchos recuerdos y buenas amistades. Tiene un lugar especial entre mis recuerdos inolvidables.

¿Qué opinas de Yilmaz?

Yılmaz es sobre todo una buena persona. Tiene sentimientos limpios, conciencia, piensa en los demás más que en sí mismo y sufre por todo ello. Su único sueño es crear una familia con la chica que ama. No tiene muchas más exigencias que la vida misma; busca la felicidad en las cosas pequeñas. Aparte de eso, es un personaje que no cede ante el acoso, lucha por su amor hasta el final, no le mueve el dinero y vive por su orgullo. Esas son las características de él que más me gustan: que es terco, nunca olvida lo que le han hecho, nunca se compromete y nunca se da por vencido. En cuanto a lo que no me gusta, es que a veces cede a su ira y hace cosas que no debe. Quitando eso, tiene muy buenas intenciones…

¿Te pareces a él?

Sí, tenemos algunas cosas en común. Soy de los que viven por su orgullo. Soy una persona concienzuda, muy terco en ciertos asuntos, lucho hasta el final, y nunca olvido lo bueno o lo malo… son cosas que siempre permanecen en mi mente.

¿Lucharías tanto como él por un amor?

Si te lo han arrebatado a la fuerza, vale la pena luchar hasta el final, de lo contrario no se llama amor. El amor es una especie de pasión amarga y debe perseguirse hasta el final. Si yo estuviera en su lugar, lucharía hasta el final y no me rendiría. Incluso si está la muerte al final del camino.

Uğur Güneş posado
© SEMANA.

Yilmaz está enamorado de Züleyha pero se casa con otra mujer. ¿Qué opinas de eso?

En realidad se casa para olvidarse de Züleyha, para aliviar un poco su dolor y borrarla de su mente. De hecho, esta es una de las decisiones que tomó cuando sucumbió a su ira. Fue un poco egoísta en ese sentido, porque Yilmaz zarpó hacia otra relación mientras su corazón aún no se había secado. Solo para que alguien curase esa herida. Él sabía que iba a dañar a Müjgan. Se engañó a sí mismo, intentó amar a Müjgan y se mintió. Desafortunadamente, eso terminó en frustración. Puedes controlar tu cerebro, pero nunca tu corazón, y al final Yilmaz se dio cuenta demasiado tarde. Ese es uno de los mayores errores de Yılmaz.

¿Recibes mensajes desde España?

Sí, muchos. Me siento feliz cuando veo esos mensajes, me escriben cosas tan bonitas. Es un orgullo para mí y quiero ir a España en cuanto pueda.

¿Te imaginabas que la serie iba a tener tanto éxito a nivel internacional?

En los últimos años se han creado en nuestro país muchos proyectos con fuertes historias sobre nuestra cultura, historia y costumbres. Además, tenemos actores y directores muy talentosos, productoras y equipos de producción muy sólidos. Por eso, nuestros proyectos atraen mucho la atención en todo el mundo. Ese interés es muy valioso y yo me siento orgulloso. En el caso de Tierra amarga es una historia muy especial y las emociones que contiene son universales, por eso llegaron al corazón de la audiencia en España y en muchos países diferentes. Cuando leí el guión por primera vez, me impresionó mucho y pensé que tendría éxito.

¿Crees que la gente echa de menos ese tipo de emociones y sentimientos en los tiempos que vivimos.

Sí, extrañamos esos sentimientos. El que se cuenta es muy real, muy limpio, puro… sentimientos de los que nos hemos alejado en este siglo, que tal vez olvidamos, y eso parece que es una medicina para la audiencia, pues la lucha épica de Yılmaz por su amor se convirtió en un rayo de esperanza para la audiencia. Al público le encantó esta lucha imposible por el amor. Además, la historia tiene personajes de los que todos pueden encontrar algo en sí mismos, tienen un estado emocional con el que se puede empatizar. Es una de esas raras historias que hacen que el público se pregunte qué harían si fuesen ellos.

turco

¿Cómo fueron tus comienzos como actor?

Mi carrera comenzó en Ankara. Conocí el teatro en la Secundaria por recomendación de un amigo. Luego me fui de gira con obras para niños. Más tarde, estudié un año en el Teatro de Arte de Ankara e hice los exámenes del Departamento de Actuación de la Facultad de Lenguas, Historia y Geografía de la Universidad de Ankara. Al final lo conseguí en el segundo intento. Después de estudiar durante cuatro años, me gradué y me fui a Estambul. En cuanto llegué, conocí el mundo de la televisión. Mi carrera en Estambul comenzó con papeles pequeños. Fue un proceso un poco duro y agotador para mí; era una ciudad y un sector que no conocía. Después de eso, me fui poco a poco probando a mí mismo y así es como llegué a mi situación actual.

¿Querías ser actor cuando eras niño?

De niño quería ser piloto. Nunca soñé con otra profesión. Actuar era un sueño lejano para mí, por eso nunca me lo planteé. Trabajé en muchos sitios antes del conservatorio, desde camarero hasta vendedor. No tenía en mente actuar. Cuando me metí en el grupo de teatro para niños, mi objetivo era viajar y ganar dinero, porque íbamos de ciudad en ciudad actuando, pero luego ese trabajo se convirtió en un amor apasionado, y ahora es el centro de mi vida. Me siento muy afortunado y me alegro de haberme convertido en actor.

¿Cómo fue tu infancia?

Mi infancia transcurrió entre luchas e imposibilidades. Tuve mis incertidumbres, pero también crecí muy feliz. Era un niño al que le encantaba vivir el momento, divertirse, pensar y soñar.

¿Qué éxito tiene 'Tierra amarga'?

Los enamorados Yilmax y Züleyha ven puesto a prueba su amor una y otra vez a lo largo de esta serie que emite Antena 3 desde julio y que lidera las tardes con 16,8% de share y 1.739.000 espectadores. En Turquía tuvo 102 capítulos y tres temporadas.