Rocío Flores ha sufrido una crisis de ansiedad en las playas de Honduras. La hija de Antonio David Flores se derrumbaba después de dos intensos reencuentros con Yiya y con Ana María Aldón. Su momento de flaqueza se ha producido tras una semana muy complicada a nivel emocional.

La nieta de la más grande ha vivido una gala cargada de emociones fuertes. Sin saber adónde se dirigía, una barca la trasladó a una playa desconocida. La situación desató los nervios de la joven, que se mostraba inquieta. «No tengas miedo, no tengas angustia. Supongo que estarás pensando por qué estoy aquí. A qué he venido. No te asustes. No se trata de nada malo», le advertía Carlos Sobera. «¿Hay alguien con quien creas que te quedaron cuentas pendientes por resolver?», le preguntaba. «No lo sé. Mi hermano, mi novio, mi tía, mi padre, no sé», respondía Rocío.

Yiya ataca con dureza a Rocío

Quien la esperaba en la orilla era Yiya, su mayor rival en el ‘reality’. Ésta parecía dispuesta a atacar directa en su yugular. «Veo que comes bien, que me he han dicho que te comes lo de otros. Han decidido darnos una noche de amor a ti y a mí. A partir de ahora seré yo la que te enseñe buenos modales. No se miente ni se roba». La cara de perplejidad de Rocío hablaba por sí misma. «Doña Estrella Polar, los minutos de Gloria no estaban de tu mano», le espetaba Yiya.

La nieta de ‘la más grande’ de defendía de las acusaciones. «Yo en ningún momento le he robado la comida a nadie. Siempre he demostrado mi educación y de respeto. Por supuesto está que no voy a compartir nada con ella, con la persona que más daño me ha hecho en esta edición. Pero si la dirección lo ha decidido, por supuesto».

Sobera comentaba que este encuentro podría darles la oportunidad de reconducir su relación. «¿Crees realmente que yo puedo reconducir con una persona que viene así? En mi educación no entra», contestaba Rocío.

«A chispazos sí podemos tener relación. Aunque yo no haga uso de mi educación, la tengo«, le explicaba Yiya. «Yo vengo a abrir puertas y ventanas. No depende de los minutos que ella quiera darme. Brillo y me opaco sola y hasta el día de hoy he estado a disposición del consumidor».

Su reencuentro con Ana María Aldón

Tras el amargo encuentro con Yiya, Rocío se ha llevado una alegría. Porque al otro lado de la caseta donde se encontraba la esperaba Ana María Aldón. Cuando se han visto se han fundido en un cálido y prolongado abrazo. Rocío rompía a llorar. «¡Ay, qué culito tienes! ¿Cómo estás? Mírame. Háblame, que se va el tiempo rápido», decía la mujer de Ortega Cano.

1Las palabras de Ana María para animar a Rocío

Rocío explicaba el motivo de sus lágrimas. «Me encuentro a esa mujer diciendo gilipolleces». La modista intentaba animarla: «¡Que la gente en vez de regañarme me ha mandado una isla maravillosa! Estamos todos: Antonio, el Nino…». Y se despedía de ella muy cariñosamente: «¡Ánimo, mucha fuerza!».

2La hija de Antonio David, feliz de ver de nuevo a la mujer de Ortega Cano

Rocío preguntaba al presentador: «¿No me puedo quedar esta noche con ella?». En ese momento, Sobera le aclaraba que lo de la «noche de amor» con su compañera era una broma de Yiya.

3"Ella de defiende muy bien"

Ana María recordaba ante la audiencia la valentía de Rocío. «Ella se defiende muy bien. Tenía el apoyo de José Antonio y me alegra que haya seguido su concurso».

4Antonio David, indignado con Yiya

Sentado en el plató, Antonio David Flores no podía reprimir su rabia contra Yiya. «Tengo tanto aquí dentro que la destrozaría, te juro que la machacaría. Pero con su actuación ha quedado retratada. El comportamiento de ella mejor ni hablar sobre él», detallaba.

5Contento por el reencuentro entre su hija y Ana María

En cambio, se mostraba satisfecho por el reencuentro entre su hija y Ana María. «Me ha encantado cuando se ha encontrado con Ana María. Esas lágrimas y ese abrazo le han venido muy bien y me alegro mucho del cariño que se tienen las dos».

6Su crisis de ansiedad

La gala seguía su curso y las cámaras volvían a enfocar lo que sucedía en el set de Telecinco cuando la joven se venía a bajo, víctima de una crisis nerviosa. Rota en llanto, reclamaba a su padre: «Papá, papá». Y amenazaba con marcharse del ‘reality’.

7Después de tranquilizarse: "Esta es una adversidad más"

Transcurridos unos minutos, Lara Álvarez tranquilizaba a los espectadores. «Ha sufrido una pequeña crisis, pero ya está mejor». La hija de Rocío Carrasco, más tranquila, concluyó: «Venía a superar todas las adversidades y ésta es una más, así que me voy a quedar hasta que la audiencia decida».

8Su monumental bronca con José Antonio Avilés

Hace apenas unos días, Rocío protagonizaba una monumental bronca con José Antonio Avilés. La discusión acabó en gritos. «¡Que me dejes en paz, que me olvides!», le pedía Rocío al colaborador de ‘Viva la vida’.

9Los reproches de Rocío a José Antonio

La concursante no solo se ha enfrentado a José Antonio. También le ha reprochado su actitud con Elena, la madre de Adara Molinero. «La has pisoteado como un perro. Pisoteas a Elena», le ha recriminado.

10Fuerte ante la adversidad

El episodio que ha vivido Rocío esta noche ha demostrado que, a sus 23 años, sabe bien cómo salir de las situaciones más adversas. Tal y como ha señalado Nagores Robles, «ella sola entra y ella sola sale de los apuros».