«Peligran más que nunca estos capítulos. Hay movimientos judiciales que así lo avalan», ha asegurado el colaborador de ‘Viva la vida’.


El próximo miércoles, Rocío Carrasco relatará en el nuevo capítulo de su documental cómo fue la agresión que sufrió a manos de su hija, Rocío Flores, en julio de 2012. Un violento episodio que terminó por romper la relación entre madre e hija y del que ya dio alguna que otra pincelada durante su entrevista en directo. A la espera de que llegue el día, lo cierto es que ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ podría estar viviendo sus últimos días debido a que la emisión del mismo estaría en peligro.

Redes sociales

Según ha explicado Diego Arrabal este domingo en ‘Viva la vida’, las próximas emisiones de la docuserie de Rocío Carrasco podrían «peligrar». «Peligran más que nunca estos capítulos. Hay movimientos judiciales que así lo avalan. Rocío Flores está tremendamente mal, muy mal, creo que esto no es un juego«, ha afirmado el paparazzi en el programa de Emma García.

De la misma forma, el colaborador del programa de Telecinco ha asegurado que respeta la decisión de la hija de Rocío Jurado de querer contar su verdad a través de un documental. Sin embargo, no concibe el hecho de que «para salvarse ella o su relato, sacrifica a la hija«.

Diego Arrabal ha explicado que el motivo principal por el que Rocío Carrasco concedió el pasado miércoles una entrevista en directo parando así la emisión de los episodios se debía a que las próximas entregas del mismo «se están reeditando porque son muy duros«. «Legalmente pueden traer consecuencias y no muy buenas», insistía el paparazzi a raíz de su conocimiento acerca del violento episodio entre madre e hija y por el que la joven acabó condenada.

Esta noticia llega tan solo unas horas después de que Belén Rodríguez y Jorge Javier Vázquez destaparan en ‘Sábado deluxe’ que Antonio David Flores negoció una entrevista con el programa en 2013 para contar él en primera persona la agresión de su hija hacia su exmujer. Una entrevista por la que pedía un caché de 60.000 euros y que nunca llegó a cerrarse porque la dirección del programa tomó la decisión de no tocar el tema en el que se había visto involucrada una menor. Asimismo, el programa insistía en que la cifra que pedía el excolaborador de ‘Sálvame’ era inalcanzable para el espacio de Telecinco en aquel momento.

Así recuerda Rocío Carrasco la agresión que sufrió a manos de su hija

Telecinco

En un adelanto de lo que veremos el próximo 28 de abril, podemos ver a Rocío Carrasco, con la voz entrecortada, explicando cómo vivía los lunes en los que sus hijos volvían al domicilio familiar después de pasar tiempo con su padre. «Empiezo a tener pánico, las tres noches anteriores no duermo. Me levanto hasta que vienen los niños y estoy en el baño, vomito, me dan ataques de pánico», narra. Después, con lágrimas en los ojos, la protagonista del documental recuerda cómo su hija comenzó a pegarla.

«Mientras ella me pega, ella va gritando, la que grita es ella. ‘No me pegues, no me pegues‘. Yo la miraba y era ella la que me estaba pegando a mi. La veía gritar eso y se me pasó como una película por toda la cabeza. Sabía que eso obedecía a algo que no era normal. Ella me sigue agrediendo, saca un móvil, no sé de dónde, y dice: ‘Papá, ya está hecho’», asevera.