«Tienes que hacer lo que sea porque a mí me haces mucha falta», fue le mensaje de Alba Santana a su madre cuando se enteró de su cáncer.


Mila Ximénez ha regresado a un plató de televisión para contar cómo está afrontando su lucha contra el cáncer. La colaboradora volvía a sentarse en ‘Sábado Deluxe’ para explicar el momento que atraviesa. Advertía que no deseaba contar penas y su testimonio ha estado repleto de optimismo, sin ápice de dramatismo, y haciendo gala de una gran fortaleza. Su hija está siendo un pilar fundamental. La exmujer de Manolo Santana ha contado con todo detalle cómo recibió Alba la noticia y su contundente mensaje.

Mila tardó una semana en contárselo cuando conoció el diagnóstico. Confesaba que ha sido la persona a la que más le ha costado trasladarle la noticia, y lo hizo un día que estaba acompañada de diversos compañeros de ‘Sálvame’ ya que así se sentía con mayor fuerza. Su respuesta fue contundente: «Tienes que hacer lo que sea porque a mí me haces mucha falta».

Desde entonces se ha volcado por estar al lado de su madre en los momentos más importantes a pesar de que reside en Ámsterdam. Acudió a la primera sesión de quimio y se ha preocupado por seguir a conciencia todos los informes médicos, incluso, fue ella quien pensó en consultar una segunda opinión. Algo que Mila no creyó conveniente: «Cuando conocí a mi oncóloga yo dije: ‘No quiero una segundo opinión, yo me quedo aquí».

Mila ha explicado cómo su vida cambió en tan solo veinte segundos en el momento en el que le dijeron que padecía cáncer. «¿Me voy a morir?», preguntó entonces. Su principal preocupación fue cómo se lo iba a comunicar a su hija. Y es que por encima de todo, su deseo era que ella no lo pasara mal.

Mila no ha podido evitar emocionarse cuando ha hablado de Alba: «Me he pasado toda la vida protegiéndola». Recordaba que para ella había tenido una vida en algunas ocasiones «caótica» marcada por su exposición televisiva, pero siempre ha visto a su progenitora como una auténtica «super woman».

«La desequilibré y su vida se tambaleó. Vino y estuvo conmigo la primera quimio», confesaba. Su intención es que su cáncer le afecte lo menos posible y por ello le gustaría meterla en «una burbuja y que no le rozara nada de todo esto». Madre e hija tienen previsto disfrutar de unos días de descanso en Marbella en los que la colaboradora se reencontrará con sus nietos.

«El tratamiento va bien»

La exmujer de Manolo Santana se ha sincerado y ha contado que todo va bien. El cáncer se ha cogido a tiempo y está ayudando la buena genética que presenta. Explicaba, además, que existe una zona algo más complicada donde están actuando: «Si logramos que esto se duerma y se aparte, todo va a ir bien».

Cuando los médicos determinaron que tenía un cáncer de pulmón, también le dijeron que tenía metástasis. Actualmente, está encarando esta capítulo de su vida con gran optimismo y ha confirmado que ha vivido experiencias peores. «Sé que tengo un cáncer y estoy convencida de que lo voy a superar», afirmaba rotunda.

Desde que comenzara el tratamiento echa de menos tener una vida normal, pero ha contado que desea volver al trabajo y prevé que será el próximo mes de septiembre cuando la volvamos a ver de forma habitual en el plató de ‘Sálvame’. «Hemos estado tres meses confinados por el tema del concurso, luego la pandemia, más tarde el herpes y cuando empiezo a trabajar me viene un cáncer», recordaba.

Está sacando la visión más positiva de este asunto y ha subrayado que a pesar de haber sido un importante varapalo está recibiendo «una oleada de cariño»: «Pensé que me quería menos gente». Reconocía que ha vivido cosas peores: «He pasado de baches emocionales mucho más fuertes. Me he dado cuenta que soy una tía muy fuerte y esto me va a servir para algo».

Su familia está siendo el mejor refugio en estos momentos, pero también sus compañeros de ‘Sálvame’, muchos de ellos grandes amigos como Jorge Javier Vázquez. Recientemente disfrutaba de unas vacaciones con este en Baleares: «Se ha convertido en una parte muy importante de mi vida, somos familia». Además, sabe que para él también está siendo duro todo este asunto: «Está ahí y está muy presente. Le quiero con locura».

Las Campos también están siendo clave. María Teresa le aconsejó que acudiera a la madrileña Clínica La Luz donde finalmente dieron con el diagnóstico y Terelu se ha volcado con ella: «Me está ayudando mucho». Mila ha revelado que ha recibido multitud de muestras de cariño de diversas partes, la que más le sorprendió fue la que le llegó por parte de Paolo Vasile, Consejero Delegado de Mediaset.