Visiblemente molesta con su excompañera, María Patiño se ha mostrado tajante: «No me gustan los intermediarios. Soy directa».


La relación entre María Patiño y Terelu Campos atraviesa sus horas más bajas. Ambas fueron durante años compañeras de trabajo en ‘Sálvame’, pero en los últimos tiempos han dejado patente sus importantes desavenencias. La presentadora ha sido muy crítica con la hija de María Teresa Campos y ante las últimas declaraciones de esta se ha mostrado molesta acusándola de una «falta grave». 

«Lo único que me da rabia es que cuestionen a Jorge Javier Vázquez», señalaba tajante. Ha recordado que Terelu Campos ha estado hablando largo y entendido sobre su conflicto en el programa en el que colabora ‘Viva la vida’. «Ella asegura que siente mucho dolor por la situación que atraviesa nuestra relación», ha dicho tremendamente enojada María Patiño.

Su alegato era claro: «Contra Terelu no tengo nada». Sin embargo, no le habían gustado sus palabras: «No me gustan los intermediarios. Soy directa», indicaba sin entrar en detalles. Calificaba a Terelu como «una excelente profesional» y de forma vehemente se defendía: «No me gusta que se mienta sobre si voy o no voy a un trabajo». Cabe recordar que Terelu regresó recientemente al plató de ‘Sálvame’ donde trabajó durante nueve años para participar en ‘La última cena’. Un programa en el que debía estar presente María Patiño como comensal quien finalmente no pudo asistir porque se encontraba mal. Se especuló, incluso, con que no quiso acudir a la cita. María Patiño ha concluido con la siguientes palabras: «No quiero que vuelva jamás a utilizarme para desacreditar a alguien que trabaja a mi lado porque me parece una falta grave». 

Por su parte, Terelu ha confesado que en su día mantuvieron una relación que traspasaba lo profesional, pero que se ha distanciado por completo en los últimos años. Ha calificado a la presentadora como una persona «muy impulsiva y vehemente» que defiende sus ideas «a capa y espada». Añadía que muchas veces le hace falta «frenar un poco para escuchar», unas palabras que se las decía «desde el cariño»: «No siempre uno cuando habla está atacando. No siempre uno cuando habla está siempre en la posesión de la verdad ni yo ni nadie». También, confirmaba que ella cree que María no está orgullosa de todo lo ocurrido. Terelu explicaba que lo que más le había dolido es cuando se había mostrado muy crítica con su hija, Alejandra Rubio.

La raíz del problema

Terelu ha analizado la raíz de su enfrentamiento mediático con María Patiño que se remonta al año 2014 cuando la presentadora era la elegida para presentar ‘Sábado Deluxe’. «Jamás en mi vida hice a María responsable de que yo no presentara el ‘Deluxe’, ella no es culpable de eso. Probablemente no haya ningún culpable», ha señalado la colaboradora. Ha contado cómo se enteró de que su compañera tomaría su relevo al frente del espacio: «A mí se me comunicó como se me tenía que comunicar y ella me llamó por teléfono. Yo le dije que no tenía ningún sentimiento contra ella».

Un punto de inflexión que podría haber provocado un distanciamiento. «Ella siempre alabó la generosidad que yo siempre tuve hacia ella», ha dicho sobre aquel episodio. Asimismo, recordaba cómo era su relación entonces, no ha confirmado que fueran amigas, pero ha reconocido que tenían un trato muy estrecho: «Nosotras hemos tenido una relación fuera de cámara».

Terelu, en ‘shock’

Durante un tiempo, María Patiño ha sido demoledora con Terelu delante de las cámaras. Terelu ha podido ver un completo resumen de muchas de las cosas que había dicho sobre ella. «Era demasiado impacto, me he ido a publicidad con un nudo en el estómago y en el corazón. Hay muchas cosas que yo no había visto. Es absurdo obviar algo que es evidente, no lo ves, probablemente por cosas como estas», afirmaba.

Reconocía que le había producido dolor ver este tipo de contenido: «Si estoy sentada en mi casa y veo cosas que están pasando como estás estoy sufriendo. Ojos que no ven corazón que no siente», explicaba. Respecto a cómo está su relación con María actualmente no acertaba a decir el punto exacto en el que se encuentra: «Lo siento, pero no lo sé», ha manifestado muy sentida. Añadía que diariamente lucha para ser «más justa» en su vida. Asimismo, reconocía que ha mantenido conversaciones privadas con la presentadora para resolver sus problemas. Uno de los más destacados se produjo cuando criticó públicamente a su hija Alejandra Rubio.