«Que no me entere yo de quien ha sido. Me van a devolver hasta el último euro», decía el hermano de Sofía Suescun.


Hace una semana, Sofía Suescun vivió una auténtica pesadilla. Al llegar a su casa tras unos días de desconexión en Ibiza, la ganadora de realities se encontró su casa completamente desvalijada. La joven, entre sollozos, pidió ayuda a su chico, Kiko Jiménez, puesto que sus cuatro gatos no aparecían.

Los ladrones se llevaron todos los zapatos, bolsos, hasta bragas sucias. Suescun aseguraba que habían dejado todas las habitaciones patas arribas y que la de su madre, Maite Galdeano, era la que estaba en peores condiciones. Además del coche que dejaron abandonado tras darle tres horas de uso, Sofía Suescun estima que los ladrones se llevaron una suma de 20.000 euros. «Tenía unos ahorros de mi hermano, unos ocho mil más o menos. También algún dinero que saco cuando me voy de viaje o tengo aquí de urgencia por lo que pueda pasar, unos cinco mil, seis mil euros. Puedo sumar 20.000 euros sin contar los detalles de joyas, igual cuestan más», comentó días después del robo.

La mayor preocupación de Sofía Suescun era el hecho de tener que contárselo a su madre. Unos días después de lo sucedido y con ‘La casa fuerte’ finalizada, Maite Galdeano y Cristian Suescun han sido informados de lo sucedido. Descolocados y boquiabiertos no se podían creer lo que Jorge Javier Vázquez les estaba contando.

Maite sabía que había pasado algo malo

Un segundo después de que el presentador les pusiera al día, Maite Galdeano afirmaba que sabía que algo malo había pasado porque había tenido un sueño horrible esa misma noche y hacía hincapié en que si lo llega a saber antes, no hubiera entrado al concurso. «¡Qué sinvergüenzas, tenía un mal presentimiento!», decía la de Pamplona.

Cristian, sin poder articular palabra después de escuchar que no podrá recuperar todo el dinero que le han robado, ha reiterado que hará todo lo posible para que los ladrones devuelvan hasta el último céntimo. «Espero que las autoridades les metan pero bien«, decía con cierto tono de enfado.

Maite Galdeano se echaba las manos a la cabeza y mostraba su enfado al enterarse de que Sofía había estado de vacaciones y había dejado la casa sola. Además, se sorprendía al escuchar que sus vecinos había ayudado mucho a su hija. No obstante, se preguntaba cómo podía haber ocurrido puesto que en el ático tienen mucha seguridad. «¿Por dónde han entrado?», se preguntaba.

Después de que el también presentador de ‘Sálvame’ les dijera que habían localizado a los asaltantes y que uno de ellos se había hecho una foto con un fajo de mil euros, Cristian entró en cólera: «Que no me entere yo de quien ha sido. Me van a devolver hasta el último euro como que me llamo Cristian«.

Para que se quedaran más tranquilos, Sofía Suescun entró por vía telefónico y les explicó que les daría más detalles al final del programa e insistió en que todo estaba bien.

Les va a pillar

A pesar de que el caso sigue abierto, la Guardia Civil de Valdemoro ha identificado a los delincuentes. Los asaltantes entraron a robar objetos de valor como su coche, portátiles, teléfonos móviles y les habían rasgado el colchón después de escuchar a Maite decir en varias ocasiones que era ahí donde guardaba el dinero.

«Han sido días difíciles, se ha llegado a cuestionar el robo quedando así demostrada la calidad humana de dichas personas, pero queremos agradecer a las personas que se han puesto en contacto con nosotros», agradecía la pareja.