La concursante se ha confesado a su novio en su emotivo cara a cara y le ha revelado que en su flirteo con Carlos hubo más que besos.


«Estoy nervioso», admitía Diego. «Quiero aclarar las cosas que no salen de mi cabeza cuando voy a dormir en la villa, como las imágenes con Simone o las conversaciones que tiene con las chicas. Necesito saber si la Lola real es con la que he estado tres años y medio o la que veo en las imágenes». Con estas palabras, el novio de Lola afrontaba la hoguera de confrontación que había pedido para verse las caras con su novia.

El joven estaba dispuesto a todo con tal de aclarar las cosas con su pareja. Sandra Barneda le advertía de las consecuencias del encuentro. «Tendréis que tomar una decisión. Si queréis abandonar ‘La isla de las tentaciones’ solos, juntos, en compañía de nuevo amor o regresar cada uno a sus respectivas villas».

Nada más verse, se han fundido en un abrazo. «Te quiero», le decía Diego. «Esto va a ser difícil», anunciaba ella. Los dos se alegraban de verse y les costaba interrumpir ese abrazo que parecía sincero. En todo momento, procuraba calmar a su chica. «¿Estás tranquila? Tranquila, tranquila», le decía.

Diego: «Yo también la he cagado»

Lo cierto es que ambos llegaban a la hoguera de confrontación tras haber cruzado los límites. Él cayó en la tentación con Carla. Y ella, con Simone y con Carlos. «Pensé que no me ibas a abrazar», confesaba Lola. Este le respondía con un: «Yo también la he cagado». Y añadía: «Se me hace raro hasta mirarte. Es una sensación extraña. Yo la quiero de verdad y después de las cosas que he visto que me salga abrazarte es porque te quiero». Su novia, nerviosa, le explicaba: «Me duele que se puede romper la relación. He pensado muchísimo en Orus. No sé qué me ha pasado».

Telecinco

«Las últimas imágenes que vi de ti, te vi arrepentida y por primera vez admití mis errores y cosas que he hecho yo», reconocía Diego. Entonces, Lola soltaba una confesión inesperada: «He hecho cosas peores». Había ido más allá de un simple beso con Carlos, su amigo especial, por el que siente una enorme atracción sexual. «¿Como qué?», preguntaba el ex tronista de ‘MyHyV’. «Pensé que lo habías visto», señalaba Lola. «¿Un beso?», quiso saber el cantante. Y ahí ha quedado la cosa…

En la próxima entrega de ‘La isla de las tentaciones’ se podrá conocer, por fin, en qué queda el encuentro entre ambos jóvenes. Y si lograrán superar sus respectivas deslealtades y continuar en el ‘reality’ o, por el contrario, abandonarlo.

Telecinco

Horas antes de su cara a cara con Diego, Lola rompía en llanto al recordar su noche de pasión con Carlos. Arrepentida, se culpaba por haberse dejado llevar: «No paro de tomar malas decisiones aquí. Siento que me he perdido, que no sé qué narices estoy haciendo con mi vida. No sé por qué me no controlo y hago lo primero que se me pasa por la cabeza. Hice cosas con Carlos de las que no estoy orgullosa. Quiero que me trague la tierra, me voy a morir de vergüenza. Carlos es como un amigo que me atrae. Me arrepiento por hacerlo aquí, de la manera que lo hice, por Lucía, por Diego«, decía la participante a Sandra Barneda.

Fue en ese instante cuando la presentadora le comunicaba que su chico había pedido reunirse con ella en la hoguera de confrontación. Al enterarse, la joven se ha venido abajo. «Ahora me siento hipócrita si digo que me perdone. Siempre va a tener eso en su cabeza y no va a haber otra opción. No sé qué querrá decirme, si querrá arreglarlo, perdonarme… Creo que estará muy dolido y muy confundido. No sé si ir, si no ir, si enfrentarme a la realidad si huir. Si voy me puedo enfrentar a un Diego vengativo, si no voy parece que no sé afrontar los problemas», admitía, rota en llanto.