Los concursantes están haciendo frente a una supervivencia aún más difícil de la habitual.


El fuerte temporal que está azotando los Cayos Cochinos, Honduras, está poniendo en apuros a los participantes de ‘Supervivientes’. El equipo evacuó a los concursantes a un lugar más seguro, Cayo Menor, y organizó una serie de tiendas de campaña donde pudieran protegerse de rachas de viento de hasta 25 kilómetros por hora. Las inclemencias meteorológicas han destrozado el campamento. 

Los últimos días han sido especialmente duros y las lluvia incesantes han devastado por completo el campamento. Como consecuencia de las inclemencias meteorológicas, los concursantes están haciendo frente a una supervivencia aún más difícil de la habitual. El pasado jueves, la gala peligraba por la lluvia y las fuertes rachas de viento, pero finalmente pudo llevarse a cabo. Un programa en el que Yiya y Vicky Larraz se convirtieron en las primeras desterradas.

El temporal ha dejado olas de más de cinco metros de altura y los concursantes han vivido momentos de gran tensión, sobre todo, por la noche cuando la incertidumbre era mayor y el temporal azotaba con fuerza. Esta edición del concurso quizás sea la más extrema al haberse adelantado el reality dos meses a su emisión habitual. Desde ‘Supervivientes’ señalan que las últimas noches en las que el frío se mezcló con el miedo, probablemente sean las «más complicadas que se han vivido en la historia del concurso».