«Eres un friki, todos han bailado normal y tú has querido hacer el cuadro. Eres un vulgar», decía la modelo durante su discusión en ‘La casa fuerte’.


Ya lo decían en su vídeo de presentación: su relación estaba cargada de celos. A pesar de que entonces no le daban importancia, Cristina y Ferre han protagonizado un tenso enfrentamiento en ‘La casa fuerte’ a raíz de un sensual baile del exconcursante de ‘Supervivientes’ a Leticia Sabater por su cumpleaños.

La interprete de «La salchipapa» ha celebrado su 52 cumpleaños dentro del nuevo reality de Telecinco. Y, como era de esperar, lo ha hecho por todo lo alto (y con lo que tenía a su disposición). Para disfrutar de una divertida velada, la presentadora y cantante pidió como regalo a los chicos recibir un baile sensual de cada uno de ello. Un gracioso momento que provocó que todos los participantes se lo pasaran en grande hasta que llegó el turno de Ferre. 

El de Lepe se tomó muy en serio el deseo de Sabater, algo que no le hizo mucha gracia a su chica, Cristina. La canaria intentó por todos los medios que su novio no hiciera de bailarín erótico y se interpuso entre su chico y la cantante. Sin embargo, y ante la atónita mirada de sus compañeros, montó en cólera y comenzó a atacarlo. «Hazlo, hazlo, venga que no pasa nada. Hazle ahora mismo el baile o me voy del programa. Venga, hazlo que eres un máquina. Cada uno hace el baile que quiere, luego no llores. Eres un friki, todos han bailado normal y tú has querido hacer el cuadro. Eres un vulgar, ponerle la polla a otra tía en la cara, eres un vulgar», gritaba Cristina.

«Tengo unas ganas de que llegue mi cumpleaños… es puto respeto. Delante de tu pareja, eso no me lo merezco, encima se ve fuera. No quiero estar con un hombre así a mi lado, y no me voy a aguantar, me da igual estar aquí, allí o en Madrid. Delante de mi familia no quedas así porque das vergüenza ajena. Ten una novia que te respete, yo no, no quiero un tío así, das pena», proseguía la modelo mientras que la tensión entre la pareja crecía. «¡Das vergüenza ajena! ¡Das pena!», le respondía el de ‘Supervivientes’.  «No quiero estar más contigo», le espetaba Cristina y daba por finalizada su relación. Aunque tan solo fue durante unos minutos hasta que los ánimos se calmaron y se pidieron disculpas.

Cristina pide disculpas a Ferre

Durante el debate de ‘La Casa fuerte’, Leticia Sabater aseguraba que se lo había pasado en grande durante la celebración de su cumpleaños hasta el momento en el que Cristina y Ferre discutieron. Después de poner las imágenes, la modelo entonaba el mea culpa y le pedía disculpas por la actitud que había tenido. 

Hace unos días, la pareja dejaba entrever la buena sintonía que tenían entre los dos. Durante la prueba semanal, Cristina y Ferre se convirtieron en los mejores aliados y no pararon de apoyarse el uno en el otro para conseguir el dinero para su caja fuerte. Después de ser la modelo la persona que más tiempo aguantó sobre la tabla de surf, el de Lepe se mostró orgulloso y se deshizo en halagos con su chica.

Un sinfín de broncas

Desde su estreno, lo cierto es que ha habido un sinfín de discusiones dentro de ‘La casa fuerte’. Una de las más destacadas se produjo cuando Oriana en una prueba comparaba a Cristofer con un toro en clara alusión a los cuernos que le puso su pareja en el reality en el se dieron a conocer ‘La isla de las tentaciones’. El tremendo enfado de Fani no se ha hizo esperar perdiendo ambas las formas y dispensándose importantes insultos.

Completamente fuera de sí, la madre de María Jesús Ruiz, Juani Garzón, debía tranquilizar a Fani. «Sinvergüenza, ¿vas a estar toda la vida metiéndote con mi novio y conmigo?¿Quieres dejar a mi novio en paz?», espetaba Fani a Oriana. Por su parte, Cristofer también intentaba calmar las aguas, mientras que Oriana continuaba con su guerra: «Eres una agresiva y tu novio te tiene que calmar».

Las diferencias entre ambas comenzaban a las pocas horas de convivencia. Tanto Fani como Oriana dejaban patente su enemistad protagonizando otro momento de gran tensión en el baño. «Ella está muerta y no la llaman de ningún lado. Le viene bien discutir conmigo», le decía la madrileña.