La colaboradora ha estallado contra sus compañeros de ‘Sálvame’, a los que ha recriminado que no reprendieran a Paz Padilla por su discurso antivacunas.


Belén Esteban ha vivido una tarde cargada de tensión en ‘Sálvame‘. Este jueves se ha visto las caras con Paz Padilla, a la que ha recriminado públicamente por su reciente discurso antivacunas. En su reencuentro con su compañera, ambas se han cruzado acusaciones y se han mostrado muy incómodas. Tanto, que no han llegado a un entendimiento y la andaluza ha terminado abandonando el plató.

«Me mantengo en lo que he dicho. Podemos tener un debate tranquilo», ha arrancado diciendo la de Paracuellos. «No tengo intención de tener ninguna guerra. Te respeto, pero cuando pasa lo del vídeo creo que hay cosas innecesarias… Me llamaste y no te lo cogí porque no me apetecía hablar en ese momento de eso. Lo que he dicho lo sigo pensando igual. Hablamos si quieres. No tengo ningún problema». La gaditana se defendía alegando que fue víctima de los haters y que se manipularon sus palabras: «Lo que yo he dicho es que por mucho que tú tengas las vacunas, que la gente no se relajara aunque tuviera el pasaporte Covid. Es lo que dije en ese momento. En las redes dijeron luego que ‘Paz Padilla está en contra de las vacunas’. No soy negacionista ni antivacunas». Sus palabras no convencían a Belén, quien recordaba de manera precisa lo que Paz llegó a afirmar en un encuentro digital con Anne Igartiburu y María del Monte. Entre otras cosas, afirmó: «Si es que da igual, las vacunas no sirven para nada».

Belén Esteban, indignada con sus compañeros

La ex de Jesulín le ha recordado a su colega que «muchas personas se están suicidando» por culpa de la pandemia. «Te has metido en esto tú solita», le espetaba Paz. Los colaboradores del programa escuchaban atentos a la conversación, pero nadie decía ni mu sobre lo que verdaderamente opinan de las explosivas declaraciones de Paz Padilla restando valor a las vacunas. El silencio de todos ellos provocó el enfado de Belén, a quien de manera privada muchos de ellos le han hecho llegar sus mensajes desaprobando lo que la andaluza ha dicho sobre la prevención frente al coronavirus. La única que abrió la boca fue María Patiño. Lamentaba: “Aquí hay mucha hipocresía”. Belén seguía sin dar crédito a que ninguno de sus compañeros tuviera el valor de decir lo que piensa sobre este asunto.

Telecinco

Las diferencias de criterio entre Belén y Paz han resultado evidentes. Hubo un momentpo, incluso, en que la cosa se puso fea. «Sinceramente yo creo que te has pasado, porque salir de esta historia diciendo que yo miento, pues hija si quieres vamos a un juzgado y ponemos las pruebas», insistía Paz. Hablar de juzgados ya son palabras mayores. Después de que esta abandonara el plató, Belén explotaba. Incluso amenazaba al director del programa con que la iba a liar gorda. «¡Alberto, que la monto! ¡Que la monto!», decía. Finalmente, ha optado por contenerse. Y aunque estaba al límite, ha controlado sus impulsos. Defensora de las causas justas, no ha creído las palabras de Paz, quien ha dado una versión distinta a la que ha generado este encontronazo. Y lo ha pasado verdaderamente mal ante la pasividad de sus compañeros.