Adara entra a la casa de ‘Secret Story’ con y se topa de frente con los reproches del italiano.


Adara Molinero ha entrado este martes en ‘Secret Story’. En su rentrée se ha reencontrado con Gianmarco Onestini, con el que ha protagonizado un tenso cara a cara. La que fuera ganadora de la última edición de ‘Gran Hermano VIP’ no ha tardado en protagonizar un incómodo cruce de acusaciones con su ex, con el que han aflorado las viejas rencillas del pasado. Rencillas que tienen que ver con las causas que provocaron su ruptura…

El estudiante de Derecho explicaba en el plató ante la mirada de Elena, madre de Adara, que esta le aplastó el corazón porque lo abandonó. La aludida, sorprendida, le ha contestado: «Cogió sus maletitas y se fue a Italia durante una pandemia y me dejó sola». El italiano negaba que las cosas sucedieran de ese modo: «Tú me traicionaste con otra persona y luché hasta la muerte por nuestra relación. Si yo tengo una pareja la respeto, la amo y soy fiel a esa persona hasta la muerte. El tema está cerrado».

«Te tenía que haber puesto unos cuernos como un castillo para que por lo menos lo que dices fuera verdad», apuntaba Adara, negando de manera rotunda todas las afirmaciones de su expareja, al que conoció precisamente en la casa de Guadalix de la Sierra. «Solo viniste a trabajar, los dos hacéis lo mismo: engañar a las mujeres», le lanzaba.

Telecinco

La exconcursante y ganadora de ‘GH VIP 7’ cree que el hermano de su ex, Luca Onestini, está jugando con Cristina Porta y Emmy porque el italiano no ha sido claro con la alemana tras ser sincera con sus sentimientos hacia él. Carlos Sobera, después de sus palabras, le ha preguntado si es consciente de que ante una misma situación haya dos personas que no compartan la misma visión. Y es que Gianmarco no está en absoluto de acuerdo con sus opiniones.

La joven se emociona al recordar a Mila Ximénez

En su visita a la casa, Adara también ha vivido momentos dulces. Uno de ellos se ha producido cuando ha recordado a Mila Ximénez, que fue su compañera en la casa de Guadalix. Ambas protagonizaron algunos desencuentros antes de convertirse definitivamente en amigas. Tras la muerte de Mila, Adara le dedicó unas bonitas palabras: «Mi gran hermana, siempre te llevaré en el corazón».

Emocionada, sin poder reprimir las lágrimas, Adara ha recordado a la colaboradora de ‘Sálvame’: «Me han venido muchísimos recuerdos y sobre todo a una persona que era muy especial y que lo sigue siendo para mí, que quiero muchísimo. Desde aquí quiero mandar un beso al cielo», destacaba. Tras sus palabras, Carlos Sobera ha querido recordado a la periodista diciendo: «La echamos mucho de menos y aprovechamos desde aquí para mandarle un beso muy gordo. Nunca nos olvidaremos de ella».