Tras el viaja a Abu Dabi para visitar a su padre, la infanta Elena ha regresado a su trabajo en Madrid con un gran look lleno detalles de mucho estilo


La Familia Real está desde hace tiempo constantemente en el foco de la noticia. Desde la estancia del rey Juan Carlos en Abu Dabi (con los últimos rumores sobre su estado de salud) a la marcha de la princesa Leonor a estudiar a un internado de Gales, cada día ocupan algún titular. En el caso de la infanta Elena ahora prefiere mantenerse en un discreto segundo plano, pero los viajes que en los últimos meses ha hecho para visitar a su padre también la han convertido en centro de interés. Precisamente acaba de volver de una de esas visitas, que en esta ocasión ha realizado junto a su hermana, la infanta Cristina, y en su regreso al trabajo la hemos visto con un gran look muy fiel a su estilo.

La duquesa de Lugo fue a su puesto de trabajo en la Fundación Mapfre de Madrid, donde es directora de Proyectos Sociales, intentando pasar inadvertida, pero nos hemos fijado en su look, que con el paso de los años se mantiene fiel a su estilo.
Durante los primeros años de matrimonio con Jaime de Marichalar, la infanta Elena se convirtió en la royal más elegante, sorprendiendo a todo el mundo con sus espectaculares diseños en las distintas bodas de los entonces herederos europeos, con diseños que iban de Oscar de la Renta, a Lacroix, pasando por Lorenzo Caprile.

estilo
Gtres

El look de la infanta Elena, fiel a su estilo

Hoy, la vida de la hija mayor de los reyes Juan Carlos y Sofía es muy diferente. Prefiere estar en un segundo plano y ya no tenemos oportunidad de verla con esos majestuosos trajes de antaño, aunque en su día a día sigue manteniendo ese estilo que combina a la perfección el clasicismo con los toques de sport.

En esta ocasión eligió un clásico pantalón gris, con jersey negro y chaleco acolchado en el mismo tono, junto con unas botas en camel y un bolso de mano, además de un pañuelo de cuadros de colores al cuello. Pero fue otro de los complementos el que dio el toque diferente al estilismo: su sombrero de fieltro en burdeos.

El sombrero es uno de los complementos preferidos en las mujeres de las Casas Reales europeas, y no tenemos nada más que ver los looks de Kate Middleton o Máxima de Holanda, muy a menudo coronados por todo tipo de tocados, para comprobarlo. No ocurre lo mismo en el caso de la Familia Real española. Solo la infanta Elena es una fan declarada de los sombreros, una de las señas de identidad de su estilo.
Los de fieltro tipo borsalino como el que lleva en esta ocasión son sus preferidos y el mejor complemento para hacer ganador cualquier look.