Las botas son el mejor calzado para el invierno, pero este año además los amantes de lo práctico están de suerte, porque las que más se llevan son precisamente las más cómodas.


Hay veces que nos subyugamos a las tendencias, pero hay otras en las que la practicidad se impone a cualquier moda. Y este año parece ser una de esas épocas en las que ir a gusto vale más que ir con lo que más se lleva en otro momento. Esta temporada las botas son las reinas del vestidor, pero además lo son las más cómodas.

En el armario de los rostros más conocidos

Lo han dejado bien claro las famosas y las instagramers, que llevan desde finales del verano caminando con botas por todas partes. Y además, lo han hecho con dos estilos muy diferentes y muy definido. El primero son las botas camperas, que han sido las reinas del otoño, y el segundo, las botas planas, de suela track.

Este último calzado había llegado a los armarios la temporada de otoño e invierno pasada, allá por finales de 2020 y principios de 2021 y se convirtió en un gran aliado para quienes querían ir calentitos y cómodos sin reparar en cómo hacer frente a las inclemencias del tiempo. Pero parece que caló entre los más jóvenes.

Mezclando estilos, pero apostando por la comodidad

Esta temporada ambos estilos están presentes en todos los armarios, sin importar la década de nacimiento, porque se combinan con diferentes vestuarios. Pueden hacer con looks más modernos, en los que encajan a la perfección, pero también en los más clásicos, porque le aportan un punto novedoso.

En cuanto a los materiales, se aceptan las botas de piel, que son otra de las tendencias, pero los tejidos sintéticos como el poliuretano ganan la partida. Eso sí, ambos aparecen en colores y largos de lo más dispares y tanto en botas como en botines. Todo vale siempre que vaya bien acompañado por bolsos, abrigos y complementos acordes.

Las botas marrones y verdes, tendencia este invierno

Como decimos, las botas esta temporada encajan en cualquier color, pero el blanco ha sido el que más ha triunfado en este tipo de modelos durante el otoño y ahora llega el momento de otros tonos más oscuros. Así el negro, el marrón y el verde caqui se cuelan para sustituir al blanco y que las botas con la suela track se coloquen entre los calzados estrella del invierno.

Eso sí, sin desbancar a las de cowboy, que siguen manteniéndose discretamente para volver a aparecer a principios de la primavera. Pero si hay quien hasta entonces las echa de menos, entonces puede recurrir a los modelos de firmas como Bershka, que han hecho un mix entre ambos y tienen modelos que son, cuando menos, sorprendentes.