Coqueta y muy pendiente de la moda, pero por encima de las tendencias, la presentadora siente predilección por una prenda que aquí te descubrimos


Podemos decir es una de las presentadoras más coquetas de la televisión, algo que ella misma admite sin problemas. María Patiño se cuida y mucho. Se machaca en el gimnasio, no falta a sus tratamientos rutinarios de belleza, cuida mucho su alimentación (sus comentarios en el programa La última cena no dejan duda) y también ha sucumbido a algún pequeño retoque estético. A todo esto hay que unir su gusto por la moda y las últimas tendencias.

Tanto en Sálvame, como en Sálvame Deluxe o presentando su programa Socialité siempre la vemos con looks muy moda. Preferentemente vestidos y faldas minis para mostrarnos su tonificadas piernas, o escotes palabra de honor y de tirantes para hacer lo mismo con sus brazos. Porque, aunque pequeñita, María Patiño puede presumir, además de temperamento y pundonor periodístico, de un cuerpo estupendo.

Pero por encima de todo hay una prenda que es la que más se repite en el armario de la presentadora. Haciendo un repaso a sus looks podríamos pensar que son los tops de mangas abullonadas, que comenzó a lucir hace una temporada cuando se pusieron de moda y siguen siendo uno de sus preferidos (también de la mayoría de las insiders porque esta temporada siguen en el top) Pero no. La prenda preferida de Patiño es más básica y de fondo de armario. Hablamos de los pantalones vaqueros.

El vaquero pitillo

Las últimas tendencias dicen que los vaqueros pitillo que reinaron durante muchos años han pasado a mejor vida y que ahora lo que tenemos que llevar son los jeans slouchy, flare, wide leg o setenteros. Pero Patiño, aunque también tiene alguno de campana, sigue fiel al modelo roquero que defendió como nadie Kate Moss en los 2000.

La periodista sabe que el vaquero pitillo le favorece especialmente, sobre todo con unos zapatos de tacón para ganar algunos centímetros. Y a la hora de combinarlo el abanico es de lo más amplio, desde los tops lenceros, a los chalecos de estilo hippie, pasando por las blusas más románticas.
Y no solo porque María Patiño nos lo diga, también nosotras pesamos que aunque no sea la mayor de las tendencias en tu armario no puede faltar un pantalón vaquero. Y en verano si es blanco mucho mejor.