La reina Máxima de Holanda está sacando su ropa más colorida en los días más grises. Una idea que nos parece de lo más acertada y que nos tiene enamorados.


Máxima de Holanda es lo máximo y últimamente lo está demostrando más que nunca. Parece que la royal europea más extravagante ha querido hacer caso a la sabiduría popular y, al mal tiempo, plantarle su mejor cara. Sin embargo, y como ya es costumbre en ella, ha querido dar un paso más allá, enfrentándose a los días más oscuros con la moda más colorida. Buenas caras y los tonos más llamativos; estos han sido los ingredientes principales de los últimos looks de la esposa de Guillermo de Holanda. Estilismos llenos de color que se alejan de la sobriedad que podría esperarse en una situación tan delicada como la que Países Bajos y todo el mundo está viviendo. Una maravillosa forma de darle la vuelta a la tortilla, sujetando bien la sartén por el mango, con la que consigue alegrarnos un poco a todos.

Es cierto que otras como Kate Middleton o la mismísima Reina Letizia se han atrevido con los trajes de colores (concretamente rosa empolvado) en sus apariciones más profesionales. Sin embargo, ninguna lo ha hecho con la fuerza de Máxima de Holanda. La argentina más neerlandesa ha llevado durante los últimos meses total looks de lo más colorido. En rosa, rojo, naranja, morado o amarillo, la royal de Países Bajos nos ha regalado los estilismos más llamativos en todos los colores del arcoíris. Un acierto de lo más oportuno que da una nota de color en estos días tan grises.

Máxima de Holanda, la reina más colorida (que no la más precavida)

Sus looks últimamente no han podido estar más llenos de color. Sin embargo, no han sido muchas las ocasiones en las que la reina consorte holandesa ha hecho uso de la mascarilla. Es cierto que no en todos los países de la Unión Europea se rigen por las mismas normas de seguridad respecto a la pandemia del coronavirus, pero el uso de este singular trozo de celulosa está más que aprobado y recomendado por la OMS. Eso sí, debemos recalcar que en sus últimos estilismos la soberana ha vuelto a recurrir a este elemento de protección.

Dejando a un lado sus criterios a la hora de llevar o no mascarilla y centrándonos en lo que nos concierne ahora mismo; Máxima de Holanda no ha dejado ni un segundo de derrochar glamour y dar lecciones de buen gusto a través de sus modelitos. Todos repletos de color, la monarca ha buscado dar un poco de alegría en estos momentos tan tristes. Y lo ha conseguido, pues a más de uno nos ha logrado sacar una sonrisa.