La hija menor de Isabel Preysler ha sorprendido con un total look impermeable que, sin lugar a dudas, todas queremos para los días de lluvia.


Cuando pensábamos que el buen tiempo había llegado para quedarse y que el sol brillaría con la misma intensidad hasta septiembre; el refranero español vuelve a jugarnos una mala pasada y con su «Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo» deja claro que la sabiduría popular nunca falla. A punto de acabar el quinto mes del año, las precipitaciones han inundado gran parte de la Península y nosotras, que ya habíamos sacado nuestros shorts y minivestidos, ahora tenemos que volver a remover el armario y sacar prendas aptas para estos días de lluvia. Algo que a algunas famosas se le ha dado francamente mal pero que otras, como Ana Boyer, han hecho de la mejor forma. Y es que la hija pequeña de Isabel Preysler ha sorprendido en su cuenta de Instagram con un maravilloso look impermeable que no puede ser más ideal para esta época.

Compuesto por un trench impermeable y por un enorme bucket hat para proteger su pelo de la lluvia, el look de Ana Boyer dejaba claro que ella no podía estar más preparada para la llegada de los nubarrones.  Se trata de un conjunto combinado de los pies a la cabeza con el que la hermana de Tamara Falcó demuestra que ella también es toda una amante de la moda y que no debemos subestimarla lo más mínimo.

Así de maravilloso es el look impermeable de Ana Boyer

La diseñadora de gorras, ahora que nos ha abandonado el sol, ha tenido que dejar sus viseras de Cocowi a un lado para coronar su cabeza con un sombrero mucho más apto para los días de lluvia: el bucket hat. La influencer y socialité ha elegido un modelo XXL de Oofwear que, en formato reversible, presenta una parte en color negro y otra en unos bonitos cuadros beiges y negros. Ella ha elegido llevarlo luciendo el estampado cuadros que combina a la perfección con su gabardina impermeable. Y es que se trata de una pieza también de Oofwear a cuadros negros y beiges que sienta a Ana Boyer de maravilla.

Se trata de una trench coat o gabardina impermeable con botones metalizados y detalles efecto piel en hombros, mangas y cintura, que generan una silueta de lo más original. Una prenda (y un complemento) que, sin lugar a dudas, dejan claro que Ana Boyer estaba deseosa de que llegase la lluvia. ¡Pues no podía estar más preparada para ella!