La reina ahora está de perfil bajo pero hubo un tiempo en el que lograba impactarnos gracias a sus atrevidos y llamativos looks. ¡Los repasamos todos!


La Reina Letizia, desde que comenzase la crisis sanitaria que afecta a nuestro país pero también a gran parte del planeta, ha decidido vestir con prendas de corte más discreto y sobrio. La royal española, que nos tenía acostumbrados a prácticamente un look de infarto a la semana, durante los últimos meses ha optado por un perfil más bajo y ha ido eligiendo looks en tonos grises, marrones y negros y de estilo más clásico y sencillo para pasar más desapercibida. Estilismos con las que siempre consigue rendir todos sus respetos y mostrarse totalmente comprometida con la situación actual. Ahora Letizia prefiere repetir conjuntos que ya ha llevado en ocasiones anteriores y estrenar solo lo justo y necesario; nunca abriendo su vestidor para dar la bienvenida a nuevas y sorprendentes piezas. Se trata de una decisión que obviamente entendemos y que desde aquí apoyamos. Faltaría más. Sin embargo, no podemos evitar echar de menos aquellos momentos pasados en los que apostaba por los modelitos más atrevidos y sorprendentes.

Ocho veces en las que Letizia nos dejó con la boca abierta gracias a sus atrevidos estilismos

Aunque desde que entró a formar parte de la realeza en 2004 ha habido momentos en los que ha hecho que nos llevemos las manos a la cabeza; en la mayor parte de las ocasiones, la Reina ha sabido cómo enamorarnos a través de sus looks. Aconsejada por Eva Fernández, su estilista personal desde hace más de cinco años, Letizia ha elegido casi siempre los mejores vestidos de gala y los más acertados conjuntos para sus días de trabajo siguiendo el protocolo y superando las expectativas que todas teníamos en ella.

No obstante, mentiríamos si dijéramos que no ha habido momentos en los que nuestra royal patria ha elegido modelos tan llamativos que nadie pensaría que forman parte del armario de una reina. La hemos visto lucir pierna a través de faldas con grandes aberturas pero también a través de minivestidos de infarto; nos ha dejado con la boca abierta gracias a sus atrevidos escotes y ha causado sensación añadiendo alguna que otra lentejuela a sus conjuntos. Detalles (y destellos) que bien podrían pisar cualquier alfombra roja de Hollywood pero que Letizia se ha atrevido a llevar a pesar de las polémicas que pudieran generar. Os presentamos ocho momentos en los que la Reina optó por sacar su lado más sorprendente y triunfó.