La Infanta Sofía ha vuelto a dejar patente que tiene un estilo propio en recepción a los galardonados con el premio Princesa de Asturias en los salones del hotel de la Reconquista de Oviedo.


La hija menor de los Reyes Felipe y Letizia tiene clara la línea que quiere seguir en sus estilismos, la Infanta Sofía tiene un estilo propio y ha vuelto a destacar por su look en la recepción a los galardonados con el premio Princesa de Asturias.

La personalidad de la hermana menor

Su hermana, la Princesa Leonor, se ha decantado por un vestido más sobrio, en azul grisáceo que ya le habíamos visto el pasado mes de junio en Madrid. Y Sofía ha hecho lo propio con un diseño en color blanco de lo más vaporoso. El vestido, con pequeños topitos en tonos claros es de manga larga, con puños y con un plisado en la zona del pecho muy favorecedor.

Igual que su hermana, y como ya hicieron ambas en la velada de concierto que precede a los premios, se decantó por un diseño con un largo a la rodilla, aunque esta vez el tejido dejaba un vuelo en la parte de la falda que dotaba de movimiento al diseño.

El estilismo vuelve a dejar claro que, aunque en sus elecciones siempre prima la discreción y que sean adecuados a los actos, la Infanta Sofía ya tiene claras su elecciones. Así se puede ver que lo suyo es apostar por prendas y looks sencillos, pero que sabe llevar con personalidad.

Dos estilos que se van diferenciando

La buena relación entre las hermanas es tan palpable que queda patente incluso en su forma de vestir. Son muchas las veces que eligen estilismos que van en la misma línea, aunque ahora que han llegado a la adolescencia, cada una le va imprimiendo su carácter a los looks.

En este caso, Sofía ha preferido desmarcarse del estilismo de la heredera al trono, que es la protagonista de estas jornadas, con un look un tanto menos formal. La menor de las hermanas se ha decantado por diferenciarse en tejidos y formas frente a los estilismos de Leonor en estos actos en los que ya se intuye su avance hacia la madurez.

Sin embargo, el cabello de ambas vuelve a coordinarse, con una sencilla melena rubia terminada con bucles en la parte inferior para darle vida al cabello. Un peinado efectivo que las suele acompañar de manera habitual y que siempre resulta favorecedor. Pero, si la noche anterior lo lucieron suelto, para la mañana ambas llevaron un medio recogido con una raya al medio. 

También coincidieron a la hora de repetir el calzado. Mientras Leonor se decantó por unos zapatos de salón destalonados, con tacón kitten y en tono nude, Sofía volvió a calzarse unas sencillas manoletinas de la firma alicantina Martinelli de color negro que debían resultar de lo más cómodas.