Los complementos son esenciales en todo look, y gracias a ellos puedes hacerlos todavía más extraordinarios. Eugenia Martínez de Irujo tiene ese bolso que lo consigue


Su estilo no entiende de tendencias ni modas pasajeras. Eugenia Martínez de Irujo tiene muy claro qué es lo que le gusta y cuál es el estilo que mejor va con su personalidad. Ese estilo tiene un aire muy hippie, heredado de su madre, la recordada duquesa de Alba, quien pasados los 80 años continuaba luciendo estilismos muy originales, mezclas imposibles para la gran mayoría y multitud de pulseras, collares, piercings o tobilleras. Su única hija ha seguido su estela y con el paso de los años acentúa ese espíritu hippie y boho, que nos encanta. Tanto en la ropa como en los complementos, comenzando por los zapatos o el bolso con el que remata cada look.

Muy pocas veces hemos visto a la duquesa de Montoro luciendo trajes de las firmas más exclusivas, aunque sí en ocasiones especiales recurre a diseñadoras de primera fila de nuestro país como Teresa Helbig. Pero la mayoría de las ocasiones sus looks están formados por prendas de tiendas low cost o precio medio. También en los mercadillos de su querida Ibiza, donde pasa parte de sus vacaciones en verano, o en sus viajes a lugares exóticos encuentra auténticos tesoros.

A Eugenia le encantan las prendas de crochet, los pantalones de aires setentero, los vestidos largos boho o de estampado psicodélico y los chalecos de ante y los flecos. Pero si tenemos que hablar de un complemento que reina en su armario, además de las joyas que ella diseña con la firma Tous, son las espectaculares plataformas. Botas y sandalias con centímetros y centímetros de plataforma que le ayudan a ganar altura.

El estilo de bolso preferido de la duquesa de Montoro

¿Y si hablamos de sus bolsos? También ahí destaca su espíritu hippie. Las bandoleras de cuero en invierno y las de telas étnicas en verano son sus preferidas, pero hay veces que nos sorprende con algún modelo diferente que nos roba el corazón. Este ha sido el caso del que lleva con su último look. Un abrigo rojo, con unos vaqueros, una camisa nude, cinturón ancho de cuero y Converse blancas con plataforma. Pero lo mejor, sin dudarlo ni un momento, es su bolso.

Estamos hablando del clutch chinoiserie diseñado por Juan Avellaneda. Realizado a mano en España, en algodón y piel, con uno de los prints iconos de la firma, Victor, inspirado en los salones de la casa de Paris de Victor Hugo.  Se puede llevar como clutch (y así es perfecto como bolso de fiesta) o con la cadena, para llevarlo en bandolera como hace la propia Eugenia, y marcar la diferencia.
Su precio es de 97 euros. Todavía quedan algunas existencias en la web de Avellaneda.