Una boda es un acontecimiento muy especial en la vida de unas personas.


Por lo general, suele ser un evento al que tratamos de acudir elegantes, pero hay ocasiones en las que no es necesario llamar demasiado la atención. Es en este tipo de situaciones cuando nos preguntamos cómo vestir para una boda informal.

Hay invitaciones de bodas en las que incluso los propios novios solicitan a los invitados que acudan al enlace con ropa informal. Es el momento pues de dejar a un lado los vestidos más pomposos entre las mujeres y los trajes más elegantes y sofisticados en los hombres. Un look informal nos permitirá estar más cómodos y con menos restricciones.

¿Una boda en primavera-verano o en otoño-invierno?

Un atuendo informal para una boda supone dejar de lado los vestidos elegantes y propios para un evento serio. Aquí podemos optar por una serie de prendas como los clásicos pantalones de vestir, las faldas lápiz o los vestidos de verano. Estos últimos pueden ser vestidos con volantes, estampados florales y tonos endulzados.

Otra opción diferente al vestido de verano es el mono midi o largo, que se puede lucir con complementos neutros y básicos.

Si la boda es en otoño o en invierno, la mejor opción es probar con unos pantalones de lana anchos a medida y un top de seda. Pero si el enlace se celebra en primavera o en verano, lo ideal sería llevar un vestido largo estampado y un jersey de algodón. Un conjunto que podemos combinar con un cárdigan ligero o un suéter cruzado.

El top con volumen, mangas abullonadas o cortes asimétricos también es una magnífica alternativa para el verano. Una prenda no solo estética, sino que también combina con numerosos elementos. Queda muy bien, por ejemplo, con cualquier pantalón de vestir o con una falda lápiz.

Cómo vestir la mujer para una boda informal

Una boda informal permite un look más casual, pero sin que sea algo propio del día a día. Para la mujer, resultan ideales los vestidos boho largos con telas aireadas, estampados de flores, volantes no muy llamativos, asimetrías y colores alegres. Un vestido que incluso puede llegar a ser más corto de lo que indica el protocolo habitual.

El vestido corto es quizás la mejor opción a la hora de cómo vestir para una boda informal. Sin embargo, también hay otros vestidos que pueden quedar muy bien, como los vestidos de corte bohemio, los vestidos largos de faldas rectas o las faldas de estilo tutú combinadas con una blusa.

Hay otras alternativas al vestido, como pueden ser un traje sin nada debajo o con un top llamativo. También podemos llevar un dos piezas con crop top o un mono de cualquier color y entallado. Más opciones serían las faldas de tubo y acampanadas, las camisas de seda y los pantalones palazzo, un tipo de pantalón de corte recto, pero con un ancho de pierna XL.

El look de la novia puede dar una pequeña pista a las invitadas de la boda. Por lo general, la novia que acude de forma informal a una boda lo hace con un vestido sencillo sin bordados, ni apliques ni velo.

Los zapatos y el bolso

Los zapatos que elijamos serán claves para saber cómo vestir en una boda informal. Hay ocasiones en las que los novios proponen una vestimenta informal porque la celebración se llevará a cabo en la playa o en otro lugar en el que lo mejor no será llevar zapatos elegantes. Las mejores opciones en este caso son unas sandalias o unas cuñas.

Una boda al aire libre en otoño o en invierno requiere de unos zapatos cubiertos y unas medias gruesas bajo el vestido.

El bolso se puede conjuntar fácilmente incluso con un vestido elegante. Sin ir más lejos, un bolso de ante o de esparto puede ser la solución para rebajar la elegancia del vestido y hacer que el look luzca más informal.

Cómo vestir el hombre para una boda informal

Una boda informal es un evento en el que dejamos de lado el traje y el esmoquin. No obstante, hay trajes que son un poco más informales o menos serios que se pueden llevar sin corbata.

El hombre puede llevar desde unos tejanos (siempre que no sean demasiado informales) a un pantalón de vestir o unas bermudas elegantes (sobre todo si la boda se celebra en la playa). En realidad, son preferibles los pantalones tipo chino a los vaqueros, sobre todo porque combinan mucho mejor. También es la hora de las camisas más informales, los tirantes o los chalecos más llamativos.

La camisa y los complementos

La camisa es un elemento imprescindible, a menos que la boda sea en invierno. En este caso, la podemos sustituir por un pullover de cuello cisne o vuelto combinado con una americana o un abrigo recto y largo.

A este look se le puede agregar una americana en un color distinto al pantalón o una chaqueta elegante de corte más suelto. Como alternativas, tenemos la posibilidad de llevar un chaleco de diseño original con colores llamativos o estampados divertidos.

Los colores para el hombre han de ser claros, aunque también se puede optar por los grises y los azules que son un acierto seguro.

Juegan aquí un papel fundamental los complementos, que le darán un toque más informal e incluso divertido al look. Además de los tirantes, podemos sustituir la corbata por una pajarita de color o estampada.

En definitiva, es muy importante no solo tener en cuenta el tipo de boda, sino también el lugar donde se va a celebrar para saber cómo vestir para una boda informal. No será lo mismo casarse, a pesar de ser un evento informal, en la playa que en el campo o en la ciudad.

Lo que sí está claro es que hay que tratar de escapar de los atuendos demasiado elegantes y llamativos. Nada de pamelas y atuendos muy recargados. La idea es ir sencillos y acordes con el estilo que marcan la novia y el novio.