Pauline Ducruet y Carolina de Mónaco acudieron anoche a la Gala por la Salud Planetaria en Montecarlo con dos estilos muy diferentes.


Si por algo es famoso Montecarlo, además de por el Gran Premio de Fórmula 1 que alberga cada año desde 1929, es por sus siempre elegantes eventos. El barrio más rico de todo Mónaco sabe de sobra cómo organizar una buena fiesta. En él tienen lugar cada año (excepto en 2020, debido a la pandemia), bailes como el del Príncipe y la Princesa y el de la Rosa, dos de las citas más esperadas del calendario monegasco; pero también galas benéficas como la de la Cruz Roja o la Gala por la Salud Planetaria. Es precisamente de esta última de la que venimos a hablar hoy. Y es que, a esta importante celebración por el bien del medioambiente, acudieron muchos rostros conocidos de Hollywood, pero también dos de las mujeres más elegantes de la Familia Real de Mónaco. Hablamos, cómo no de Carolina de Mónaco y de Pauline Ducruet.

Tía y sobrina asistieron ayer a este anual gala solidaria y lo hicieron, tal y como nos tienen acostumbrados, eligiendo sus mejores galas. Eso sí, cada una apostó por un estilo (y un tipo de prenda) completamente diferente. Y es que, aunque las dos suelen destacar por sus acertadas elecciones fashionistas; estas no siempre suelen parecerse. Y este fue el caso; pues la La hija de Grace Kelly nos enamoró con un fabuloso vestido largo con detalles brillantes mientras que la nieta de la actriz se decantó por un innovador y original diseño mini. Dos mujeres y dos estilos muy diferentes que volvieron a triunfar frente al photocall.

El sofisticado look de Carolina de Mónaco en la Gala por la Salud Planetaria

La madre de Carlota Casiraghi, haciendo gala de su innata elegancia, volvió a enamorarnos gracias a un maravilloso vestido largo de encaje negro con detalles metalizados en los tres colores primarios: amarillo, cían y magenta. Un diseño de manga francesa, escote redondo con abertura frontal y preciosa caída con gran volante en el bajo. Un modelo de lo más sofisticado que combinó a la perfección con unos stilettos metalizados, un bolso de mano tipo clutch y unos grandes pendientes repletos de colorida pedrería.

El arriesgado estilismo de Pauline Ducruet para pisar Montecarlo

Su sobrina, Pauline, tiró por un lugar completamente diferente al de Carolina de Mónaco y, sin embargo, también acertó. La joven diseñadora eligió un vestido mini de manga larga y cuello alto elaborado en tafeta de seda en un intenso color rojo que destacaba sobre todas las cosas. Un modelo con detalles de plumas en las mangas y pequeño cinturón que combinó a la perfección con unos stilettos también en rojo. Sin duda, dos estilismos muy distintos que dejaron el listón muy alto para una gala de lo más esperada.