Carmen Lomana ha organizado su ya tradicional mercadillo solidario. En él venderá algunas prendas de su vestidor para recaudar fondos para una causa benéfica.


Es ya casi una tradición. Vuelve, un año más a poner su armario en favor de una causa solidaria. La socialité es conocida por tener uno de los vestidores más completos y lujosos del panorama nacional y desde hace ya unas cuantas temporadas, ha decidido poner a la venta prendas que ella misma selecciona para recaudar fondos. Y lo hace con el mercadillo solidario de Carmen Lomana, que se ha convertido en una cita casi recurrente cuando se acerca la Navidad.

Un encuentro con el armario de Carmen Lomana

Lo ha contado la propia Carmen Lomana, que ha compartido las fechas y el lugar en el que quienes quieran hacerse con algunas prendas de firmas tan prestigiosas como Prada, Chanel o Loewe. Vestidos, chaquetas, zapatos y bolsos están ya preparados para la cita que tendrá lugar entre el martes 30 de noviembre y el sábado 4 de diciembre.

El mercadillo se celebrará en el centro comercial moda Shopping, situado en la madrileña parada de metro de Santiago Bernabeu, que abrirá sus puertas para quienes quieran ir a comprar o a curiosear entre las 11 de la mañana y las ocho de la tarde. Y a buen seguro no falta quien va a ver si se encuentra con Carmen Lomana y le da un par de consejos de estilo o le ayuda a conjuntar algunas prendas.

Marcas de reconocido prestigio

Entre las piezas que pueden adquirirse hay algunas de la propia Lomana, que las pone a la venta para recaudar para quienes menos tienen. Y es que los beneficios de este encuentro irán a parar a la Fundación Madrina, que se encarga de apoyar a la infancia y a las madres sin recursos, pero también a las Hermanitas de los Pobres. Esta última asociación se dedica a ayudar a los ancianos necesitados con varias casas en las que les brindan el apoyo y la ayuda que necesitan.

Y no es el único mercadillo solidario que podemos encontrar estos días, ya que cuando se acerca la Navidad, por fortuna se multiplican las buenas acciones, aunque las causas sean de lo más variopintas. Tal es el ejemplo de Lydia Lozano, que decidió hace unos días hacer una cosa similar a la que ha hecho un año más Lomana, organizando un mercadillo en el centro de Madrid. Los beneficios en su caso, iban para los afectados por el volcán de La Palma y fue un éxito rotundo de convocatoria.