De camisón a vestidazo pasando por un cómodo chándal. Rocío Flores ha pasado un fin de semana de lo más movidito. Algo que se ha podido ver a través de sus looks.


Desde que pisase su primer plató de televisión para defender a su padre en su paso por Gran Hermano VIP hasta su trabajo como colaboradora en El programa de Ana Rosa pasando por su concurso en Supervivientes; Rocío Flores ha vivido un enorme cambio físico. Ahora la joven está más delgada, se ha sometido a algún que otro retoque estético y se junta con los peluqueros y maquilladores más top del momento. Sin embargo, esta transformación física no ha venido sola. Y es que su metamorfosis también ha marcado un antes y un después en su forma de vestir. La hija de Rocío Carrasco ha pasado a ser una chica prácticamente desconocida a convertirse en todo un fenómeno fashionista. Ya sea un chándal, un vestidazo de fiesta o un camisón de estar por casa; todas sus prendas se convierten en tendencia. Algo que hemos podido comprobar por enésima vez este fin de semana, en el que la influencer ha compartido varios de sus looks y ha conquistado a todos sus seguidores.

El fin de semana más fashionista de Rocío Flores

La joven afincada en Málaga este fin de semana ha descansado, ha hecho planes tranquilos pero también ha acudido a una fiesta con amigos y familiares. Diferentes momentos para los que obviamente ha elegido estilismos muy distintos. Comenzó el viernes en casa, luciendo un elegante camisón satinado con detalles lenceros de encaje que le sentaban de maravilla. Un look sexy y muy apropiado para estar en casa cómoda sin perder ni un ápice de estilo.

El sábado, por el contrario, sí que se dejó de prendas pijameras y lució hasta tres modelitos distintos. Primero comenzó el día en chándal, con una sudadera cropped, unos pantalones jogger grises y las sneakers Converse Star Hike High Top en color blanco. Más tarde, para acudir a una celebración familiar con su novio y su hermano, la joven apostaba por un vestidazo blanco mini, unos tacones gris piedra y una chaqueta fina en color camel. Un conjunto muy elegante con el que no podía estar más guapa. Sin embargo, Rocío Flores no tardó en bajarse de los tacones y, nada más llegar a casa, se dejó ver (de nuevo) con un chándal. En esta ocasión, combinando los joggers grises con una sencilla sudadera negra. La misma que usó el domingo para, tal y como ella confesó a través de su Instagram, desconectar un poco.

Sin duda, tres estilismos muy diferentes con los que consiguió adaptarse a todo tipo de planes. ¿Qué looks nos traerá esta próxima semana? ¡Estaremos atentas!