Ya están aquí los looks de entretiempo y el vestido de Blanca Romero es la prenda todoterreno que vamos a querer llevar a todas horas


Estamos dejando atrás definitivamente los días más fríos, pero todavía no podemos vestirnos totalmente de primavera. Así que estamos en ese momento tan complicado todas las mañanas cuando abrimos el armario en el que no sabemos muy bien qué ponernos. Por su puesto que ya tenemos que retirar los abrigos y los gruesos jerséis de punto, pero seguimos sin poder sacar las prendas más ligeras del verano. El resultado tiene que ser un híbrido entre las dos temporadas y es aquí donde hemos encontrado el look de Blanca Romero, que resulta perfecto para estas jornadas, frescas en unas horas del día y calurosas en otras. Un vestido y unas botas altas ha sido su combinación ideal.

La modelo asturiana ha aprovechado un soleado día en Asturias, con el cielo totalmente azul, para marcarse un precioso posado en plena naturaleza. Y ella misma hacía referencia al tema con una frase del gran diseñador Alexander Mcqueen, fallecido en 2010: «No hay mejor diseñador que la naturaleza” . Blanca ha elegido un vestido de la nueva temporada de Mango negro con pequeños topos en blanco, de largo midi, cierre camisero con cordón ajustable a la cintura y mangas abullonadas con puños elásticos. Un diseño que encaja con todo, ya que se puede llevar con botas altas, como hace Blanca (unas de piel negras de la firma Mias Spain) o también con sandalias o alpargatas cuando lleguen los días de sol más intensos.

Un vestido todoterreno

El vestido es ese comodín que siempre es necesario tener en el armario y que nos saca de cualquier apuro. Aunque en la web de Mango también encontramos el mismo modelo en un estampado más llamativo de flores en blanco y negro, nos gusta mucho más la discreta elección de la modelo asturiana. Además, su precio de 29,99 euros lo hace aún más apetecible y todavía está disponible en casi todas las tallas (solo la L está por el momento agotada).

Blanca Romero eligió un sencillo recogido muy acorde al look y el entorno, dejando una imagen que nos recuerda mucho a esas campañas de los diseñadores Dolce & Gabbana con mujeres espectaculares en el sur de Italia.
Sin duda un look 10 para hacer esa transición entre los looks de invierno y los coloristas de la plena primavera.