La actriz ha visitado en los últimos días el ya histórico programa de tarde Cine de Barrio para compartir un rato repasando sus mejores actuaciones en la gran pantalla. Junto a Olvido Gara, la presentadora ha rememorado su paso estelar por La vida Alegre de Fernando Colomo estrenada en 1987, donde actuaba junto al gran Antonio Resines y Verónica Forqué. Tras el sonido de los primeros acordes de La bien pagá de Miguel de Molina ha aparecido Ana Obregón ataviada con un vestido increíble de encaje combinado con unos zapatos de Dior, bien «pagaos», pero con casi 1.000 euros del bolsillo.

Para este rato de añoranza Ana se ha mantenido en el look que más le hemos visto últimamente, el vestido blanco de encaje. Ana es una fiel seguidora del estilo adlib, que es ideal para el verano y para una fiesta más playera. Pero, en esta ocasión, el vestido mini que ha lucido era de otro nivel. La prenda era un diseño del diseñador americano Michael Kors, tenía una manga larga abullonada, un escote cerrado de forma redonda y era ligeramente entallado en la cintura. Un vestido ideal para las altas temperaturas por las aberturas del encaje por las que lucía su piel bronceada.

Ana Obregón ha combinado su vestido de Michael Kors con unos zapatos de Dior muy modernos

Para este look de cine (de barrio), Ana ha elegido unos zapatos de salón de la firma francesa Dior, en su modelo Slingback J´Adior. Estos zapatos tenían un tacón de tipo coma, ligeramente arqueados, este tipo de cuña es mucho más cómoda por su tamaño mediano para aguantar de pie. Además, lucía una cinta blanca con el modelo de la firma escrito en negro que destacaba sobre el charol reluciente. Un diseño precioso ideal para las que ya no duramos mucho sobre tacones muy altos y con un formato muy elegante que tenían un precio de 820 euros.

En cuanto a su maquillaje, Ana ha lucido un make up muy trabajado y natural de la mano de Moi Rodríguez. El maquillador consiguió realzar los finos rasgos de la actriz, y la rejuveneció aplicándole una base perfecta para su tono de piel, un labial nude brillante, un poco de blush en tono coral y destacando sus ojos.