Así es la dieta del metabolismo acelerado que hizo Jennifer Lopez: perder peso y volumen rápido nunca fue tan fácil

Acelerar el metabolismo es el mayor deseo de toda persona que adora comer y le cuesta adelgazar. Que no cunda el pánico, esta dieta saludable te va a ayudar a conseguir tu objetivo rápidamente y sin efecto rebote.

jennifer-lopez-dieta-acelerar-metabolismo

Existen muchas dietas para perder peso y volumen rápido, pero no todas son saludables. Está la dieta de la zona, del doctor Barry Sears, que siguen famosas como Jennifer Aniston. La buena noticia es que hemos encontrado uno de los métodos para adelgazar más sanos y fáciles para hacer este verano: la Dieta del Metabolismo Acelerado (también conocida por sus siglas, CMA). Se trata de un programa diseñado por la nutricionista estadounidense Haylie Pomroy que permite perder hasta 8 kilos de peso en 28 días y, lo más importante, reparar el metabolismo.

No es una dieta nueva; se puso de moda en 2013 con la publicación del libro de la experta, que se convirtió en un éxito de ventas a nivel internacional y se promociona como "la última dieta que harás en tu vida". Estrellas como Jennifer Lopez, Reese Witherspoon y Robert Downey Jr. la siguen y, según la propia creadora del método, es posible de seguir de manera sencilla. La última famosa española en unirse a este método ha sido Anabel Pantoja, que nos ha descubierto su plato más básico para quemar calorías más rápido.

Portada del libro La dieta del metabolismo acelerado de Haylie Pomroy
Este libro ha ayudado a miles de pacientes a perder hasta diez kilos en cuatro semanas a través del poder quemagrasa que tienen los alimentos. (Amazon)

[boton_compras texto="Comprar el libro" enlace="https://www.amazon.es/dieta-metabolismo-acelerado-Colecci%C3%B3n-Vital-ebook/dp/B00E8OIDI0?_encoding=UTF8&qid=1688467066&sr=8-2&linkCode=ll1&tag=dietametabolismo040723-21&linkId=72d301871fc8404f79305ce77ea6837e&language=es_ES&ref_=as_li_ss_tl"]

¿Se puede hacer la Dieta del Metabolismo Acelerado en verano?

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, mantener una alimentación saludable resulta casi un milagro, especialmente cuando comemos fuera de casa. El tapeo y las raciones compartidas acompañadas de una cerveza bien fresca o un tinto de verano, no invitan a seguir esa dieta para adelgazar con la que hemos lidiado en los meses de frío, cuando conseguimos cubrir nuestros complejos con ropa ancha y cómoda.

Llegada la temporada del calor y de la ropa fresca, parece acuciante encontrar la forma de perder esos kilos de más que aún no se han ido y reducir el volumen de cintura, glúteos y caderas a la mayor velocidad posible.

La dieta del metabolismo acelerado es perfecta para este tipo de problemáticas. Muchos expertos la avalan, como es el caso de la doctora Jacqueline Fields, que dice: "no se trata de una dieta de moda, sino de un método clínicamente probado que utiliza la comida como herramienta para combatir la obesidad, curar enfermedades crónicas y sanar un metabolismo dañado".

Aunque puede parecer complicada al principio, lo cierto es que una vez tienes los conceptos claros, es muy fácil de seguir, incluso estando de vacaciones.

¿Cómo funciona la Dieta del Metabolismo Acelerado?

Esta dieta es, en realidad, una forma abundante, saludable y variada de alimentarse, que brinda a nuestro cuerpo los alimentos que realmente necesita, según explica la chef y bloguera Eloisa Faltoni. Su objetivo principal es lograr que nuestro metabolismo funcione de manera óptima para poder perder peso de forma efectiva.

Tal y como comenta la seguidora del método en su periplo por acelerar su metabolismo, comenzó en 2016 y, viendo lo bien que le hacía sentirse, no la ha dejado. Además, añade que "en mis primeros 28 días (primer ciclo) perdí 5 kilos, en los siguientes 28 días perdí 3 kilos más y desde entonces he alternado mantenimiento a ciclos completos para seguir perdiendo con calma los kilos que me quedan, sin tener que renunciar a viajes ni comidas especiales de vez en cuando".

Como sabemos, una de las razones por las que a algunas personas les resulta difícil perder peso es debido a un metabolismo lento. Si bien la genética juega un papel importante, factores como la alimentación, el ejercicio regular y el estrés también son fundamentales.

¿Cómo hacer la Dieta del Metabolismo Acelerado?

La dieta del metabolismo acelerado tiene una duración mínima de 28 días, los cuales corresponden a un ciclo completo. Cada ciclo se divide en cuatro semanas, y cada semana está compuesta por tres fases con características y objetivos específicos. La distribución semanal es la siguiente: dos días de fase 1, dos días de fase 2 y tres días de fase 3. Este patrón se repite durante al menos cuatro semanas, hasta alcanzar el objetivo deseado.

El libro de Haylie Pomroy hace una descripción detallada y completa de la Dieta del Metabolismo Acelerado (DMA), pero si quieres saber si es para ti, aquí te hacemos un resumen con lo más esencial de cada fase.

Fase 1: frutas y granos

Esta fase tiene una duración de dos días y tiene como objetivo asimilar los alimentos y convertirlos en energía. Gracias a la presencia de azúcares naturales, esta fase ayuda a calmar las glándulas suprarrenales. En esta fase, se incluyen abundantemente frutas y cereales de índice glucémico medio, se consume una cantidad moderada de proteínas y se reduce el consumo de grasas. Es recomendable complementarla con entrenamiento cardiovascular.

Durante la fase 1, puedes disfrutar de una cantidad ilimitada de verduras, ya sea frescas, en conserva o congeladas. Además, se permite el consumo de 120 gramos de carne (ternera, cerdo, pollo o pavo) o 170 gramos de pescado (merluza, platija, sardinas, lenguado o atún). También se permite consumir 30 gramos de cereales, lo cual equivale a una taza, una pieza de fruta y un vaso de smoothie. Sin embargo, las grasas están excluidas en esta fase. Para obtener resultados óptimos, es importante comer cinco veces al día, cada tres o cuatro horas, y se recomienda optar por alimentos orgánicos siempre que sea posible.

En el desayuno, se recomienda consumir cereales y fruta en los primeros 30 minutos después de despertarse. Tres o cuatro horas más tarde, se puede tomar un snack de fruta. Aproximadamente tres horas después del snack, se realiza la comida principal, la cual debe incluir cereales, proteínas, frutas y verduras. Posteriormente, se puede tomar otro snack de fruta entre tres y cuatro horas después de la comida. Para la cena, se puede optar por una combinación de cereales, proteínas y verduras.

Recuerda que estos son solo lineamientos generales, y es importante consultar el libro de Haylie Pomroy para obtener información más detallada y adaptar la dieta a tus necesidades y objetivos específicos.

Esther-doña

También te interesará

El desayuno saciante de Esther Doña para cuidar la línea y acelerar el metabolismo

Fase 2: Proteínas + verduras alcalinas

La segunda fase de la Dieta del Metabolismo Acelerado también tiene una duración de dos días y su principal objetivo es liberar las grasas acumuladas en el cuerpo. En esta fase, se enfoca en una ingesta baja en calorías, pero rica en proteínas de origen animal y verduras alcalinas. Las verduras desempeñan un papel importante, ya que ayudan a mantener el equilibrio del pH en el cuerpo. Se recomienda combinar esta fase con entrenamiento anaeróbico.

En la fase 2, puedes disfrutar de una cantidad ilimitada de verduras, al igual que en la fase anterior. Sin embargo, los cereales quedan excluidos de la dieta, al igual que las grasas. En cuanto a las proteínas, se permite consumir 120 gramos de carne o 170 gramos de pescado, media taza de legumbres o tres claras de huevo. En cuanto a las frutas, se limita a una pieza de lima o limón y un vaso de smoothie.

En el desayuno, se recomienda consumir proteínas y verduras en los primeros 30 minutos después de despertarse. Tres horas más tarde, se puede optar por un snack rico en proteínas, al igual que en la comida principal, que debe ser abundante en proteínas y verduras, y se debe tomar tres horas después del snack. Luego, pasadas tres o cuatro horas, se puede tomar otro snack rico en proteínas. Para la cena, también se debe priorizar una ingesta alta en proteínas y vegetales.

Recuerda que estos son sólo recomendaciones generales y es importante consultar el libro de Haylie Pomroy para obtener información más detallada y adaptar la dieta a tus necesidades y objetivos específicos.

Fase 3: Grasas saludables

La fase 3 tendrá una duración de tres días y su objetivo es transformar las grasas liberadas durante la fase 2 en energía. Durante este periodo, la dieta se caracterizará por ser alta en grasas saludables, moderada en proteínas, con una ingesta muy moderada de granos y frutas de bajo índice glucémico. Además, se recomienda complementarla con al menos una sesión de actividad física que relaje el cuerpo, como el yoga.

En cuanto a los alimentos permitidos, la verdura seguirá siendo ilimitada. Las opciones de proteínas incluirán 120 gramos de carne o 170 gramos de pescado, media taza de legumbres o un huevo y medio. Se permitirá tomar ¾ partes de una taza de cereales, una pieza y media de fruta, así como un vaso de smoothie. Las grasas se incorporarán mediante ¾ partes de un aguacate, ⅜ partes de una taza de frutos secos, ⅓ parte de una taza de humus y ½ taza de guacamole.

En cuanto a la distribución de las comidas, se recomienda incluir fruta, grasas, proteínas, cereales y verduras en el desayuno. Dos horas después, se puede tomar un snack a base de vegetales. Entre tres y cuatro horas más tarde, se puede disfrutar de un plato que contenga verduras, grasas y proteínas. Después de otros tres o cuatro horas, se puede tomar otro snack basado en productos vegetales. Por último, la cena volverá a consistir en una combinación de verduras, grasas, proteínas y cereales.