Anna Barrachina, hija de Álvaro Muñoz Escassi, se estrenó en el mundo de la pintura hace un año y desde entonces ha dejado boquiabierto a más de uno. La joven acaba de presentar la exposición ‘Bless you art’, la cual se caracteriza por cuadros de muchísimo color y movimiento, obras junto a las que ha posado muy orgullosa. Este jueves ella y su familia, entre los que por supuesto estaba su padre, se acercaron a esta cita que ella deseaba que tuviera una gran acogida entre posibles clientes. «Todo el mundo está sorprendido y maravillado. Están flipando. Cada uno tiene su hobbie, uno se va a correr y yo me pongo a pintar», dijo la maniquí a la prensa que asistió al evento. Presume de tener su propio estilo y, aunque confesó estar nerviosa, aseguró estar feliz, pues, por fin, sus creaciones ven la luz.

Vídeo: Europa Press

Procura centrarse en sus obras pictóricas para que ya sea en un día o incluso en semanas los cuadros estén terminados, pero ¿teme las críticas? Consciente de que ser un personaje público puede beneficiarle o todo lo contrario, la hija de Álvaro Muñoz Escassi está ilusionada, ya que como en la vida «hay opiniones para todos los gustos». Un proyecto en el que afortunadamente se siente apoyada por los suyos, algo que agradece, pero que no elimina sus temores por completo. «Me gusta que me apoyen, pero bueno, para mí es algo personal, íntimo mío y estoy en una situación vulnerable al enseñarlo al público», explica la joven.

Su hija secreta

Entre estos pilares que la empujan a que cumpla sus sueños está su progenitor, que no quiso perder este momento para su hija, una joven que hasta hace seis años era una completa desconocida. Fue en el año 2015 cuando se supo que Anna Barrachina era la hija secreta del jinete, la cual nació fruto de la relación entre Mercedes, quien por entonces tenía 34 años y Álvaro, que tan solo tenía 20. Si bien tuvo contacto con ella en sus primeros años de vida, con el tiempo decidió que lo mejor era alejarse de ella y que continuara cerca de su padre legal en Alemania. «Hace quince años hicimos las pruebas de paternidad, pero, como Anna tenía una familia, decidimos callarnos, y yo empecé a desempeñar el papel de padrino de la niña, aunque, por supuesto, no fui su padrino de Bautismo», dijo Escassi en aquel momento. Desde ahí, no han dejado de tener contacto y han tratado de recuperar el tiempo perdido.

Álvaro Muñoz Escassi exposicion hija
Gtres

Anna Barrachina ha aprovechado este momento tan importante en su carrera como artista para contar que ya conoce a María José Suárez, pareja de su madre y no ha tenido reparo alguno en desvelar qué opina de ella. «Es muy maja», asegura Anna, quien no solo ha destacado en el arte. Barrachina también ha triunfado en la hípica como su padre, ganando pruebas internacionales, y en las pasarelas, desfilando por varios países para diferentes firmas.